Dentro del Articulo top

Ejidatarios afirman que protegerán a la Sierra de cualquier tipo de depredador.

Por Miguel Ángel Lucio

Son 81 mil 565.27 hectáreas la extensión de la Sierra de San Miguelito, y esta abarca territorio de cuatro municipios del estado como Mexquitic de Carmona, Villa de Arriaga, Villa de Reyes y la propia capital potosina.

Este complejo montañoso juega un papel importante en la regulación del clima, captación de agua y en los procesos de limpieza de contaminación atmosférica a través de la captura de carbono; lo que, junto con su alta biodiversidad y la presencia de especies prioritarias para conservación, se ha propuesto su declaratoria como área natural protegida.

Para descubrir el tesoro que guarda la Sierra de San Miguelito, decidimos aventurarnos y realizar un recorrido.

Para la conservación de esta reserva natural, habitantes de Suspiro Picacho, han trabajado para evitar la deforestación e invasión de la sierra, sobre todo de 3 mil hectáreas que ellos tienen en posesión, así lo comentó Saúl Gaspar Hernández, habitante y juez auxiliar de la comunidad.

“Todos estos terrenos de ese lado de la zona poniente de Mexquitic empezaron a tener mucho valor… pues las constructoras nos vieron para acá… entonces las constructoras empezaron a ver que estas zonas no estaban construidas, pero no es que no tengan dueño sino porque nosotros lo utilizamos como para pastoreo… nosotros nos proveemos de toda la parte cerril”.

Desde el año pasado, aseguró que las inmobiliarias han hecho labores de acoso desde el 2018 y han tratado de sobornarlos para que vendan los predios.

“Quieren que nosotros pongamos a ciertas personas de aquí de la comunidad en regla extensiones de más de 50, 100, 200 hectáreas, 300, 400 a nombre de alguna persona para nosotros poder venderles a personas llegadas a constructoras.

“Aquí nos detenemos, como verás ya no hay más camino, nos detenemos y empezamos la caminata”.

En el trayecto pudimos observar lo maravilloso que es la Sierra de San Miguelito, por todo lo que puede mostrar.

“Aquí se ve la primera zona montañosa que encontramos, aquí hace unos 10 o 15 años, todo eso que es vegetación no estaba, la gente de aquí de Picacho ha tratado de mantenerla así, no deforestarla pues indebidamente la hemos cuidado y ahí va recuperándose poco a poco”.

Para conservar la flora y mantener en buen estado la Sierra de San Miguelito, habitantes de Suspiro Picacho organizan faenas, que no es más que ir a limpiar la basura que dejan algunos visitantes, sembrar árboles y retirar pintas que se dejan en algunas piedras, así lo comentó Norma Quiroz ingeniera Agroecóloga y habitante del lugar, quien dijo que esta actividad no es la única que buscan impulsar.

“Empezamos con una serie de actividades, lo que son las faenas comunitarias y tenemos planes o estamos en proceso de comenzar lo que es un vivero con las especies endémicas de la región”.

De acuerdo con expertos, en la Sierra de San Miguelito se da el pino piñonero, encino, especies menores como sotol, yucas y zacate, principalmente; estos últimos son los que utilizan algunos habitantes de la zona para la elaboración de algunas artesanías, tal y como lo hace María del Rosario Sánchez.

“Nosotros hacemos lo que son las canastas, estos tortilleros… todavía aquí en nuestra comunidad, mucha se dedica hacer este tipo de artesanía y hay personas de la tercera edad y grandes que con esto se mantiene”

De depredarse este lugar, la gente estaría perdiendo su principal fuente de ingresos.

“Nosotros formamos parte de la Sierra de San Miguelito, los habitantes de Suspiro Picacho estamos firmes y defendemos nuestro territorio, porque es la herencia que nos dejaron, es nuestro patrimonio y estaremos al pie del caño ante cualquier depredador”.

Comentarios
plus. abajo articulo