mayo 17, 2024

SÍGUENOS

Avenida Venustiano Carranza: ¿Ciclovía o “muerte” para la avenida?

calendario

16/05/2024

-“Carranza, va a morir junto con la ciclovía”, lamentó el empresario, quien adjudicó a dicha vialidad el cierre de al menos 80 negocios.

Por Fernanda Padilla

El empresario Alberto Narváez Arochi, expresó su preocupación por el futuro de la Avenida Venustiano Carranza, señalando que la ciclovía implementada en la zona podría ocasionar el cierre definitivo de negocios y la “muerte” de la avenida si no se toman medidas urgentes por parte de las autoridades.

“Yo lo dije con mucho dolor: la muerte de Carranza, va a morir junto con la ciclovía y así está. Si tú sales y observas no verás pasar ninguna bicicleta, es una ciclovía que no va a ningún lado, no tiene conectividad. En ningún país del mundo las ciclovías conviven con el transporte público, eso es criminal. Bendito Dios no ha sucedido una desgracia”.

A pesar de sus fuertes declaraciones, el empresario recalcó que no se opone a las alternativas de movilidad sostenible, pero sí cuestiona la ubicación y la implementación actual de la ciclovía.

“Nosotros no estamos en contra de la ciclovía, pero si me preguntas dónde debe de ir, mi respuesta es no lo sé porque no soy especialista en movilidad. Como bien dices fueron tres años de esa administración, y pues desde que inició la administración pasada que se instaló la ciclovía, lo hemos dicho y lo repito: qué rápido fue, un parche y no era el momento, no era el lugar adecuado”, sentenció.

Narváez Arochi atribuye el cierre de alrededor de 80 negocios en la zona a la ciclovía, por lo que insta a un diálogo abierto y a la búsqueda de soluciones integrales. “La propuesta es estudiar el tema, sentarnos, tiene que haber una solución que no perjudique o que perjudique lo menos a los actores: gente que aquí vive, gente que aquí trabaja, gente que tiene su negocio y los propios ciclistas. Tiene que haber una solución. Negarse a platicar o ver qué hacemos, es simplemente perpetuar la muerte de Carranza”, advirtió.

En cuanto a los colectivos que defienden la ciclovía, Narváez Arochi tiene una postura clara: “Creo que tienen la razón, pero ¿cuáles colectivos? No hay bicicletas. Debería llamarse motovía en todo caso porque la usan motociclistas, repartidores. Lo hemos visto con el peligro que ello implica, porque otro de los efectos de esa ciclovía es que invaden la parada de los usuarios de camión. El daño es tan profundo en la avenida Carranza que las políticas públicas que se requieren son profundas, ya no solamente la ciclovía, son más cosas”.

Etiquetas

Artículos relacionados