Mateo, un niño de 7 años que libra dos batallas, la del Síndrome de Down y la leucemia, su deseo era una fiesta del Pato Donald la cual disfrutó al máximo. 

Por Azdruval Vélez

Mateo es un niño que, a punto de cumplir solamente siete años de edad, libra dos batallas, pero gracias a la fuerza y el cariño que le dan sus seres queridos, está logrando librarlas.

Su nombre completo es Mateo de Jesús Hernández Amaya, tiene síndrome de Down y padece de un cáncer que progresivamente recorre sus venas, la leucemia.

Este pequeño paciente del Hospital Central, la asociación civil Dr. Sonrisas en coordinación con alumnos de Derecho de la UNID, le cumplieron el sueño de realizarle una fiesta temática del Pato Donald, personaje que en mucho le ha ayudado a Mateo a continuar sonriendo.

Su madre, María del Rocío Hernández Amaya, señala que Mateo se encuentra estable, sigue con un tratamiento que dura tres años, de los cuales ha cumplido ya con dos, y que, a pesar de las recaídas, continúa con las fuerzas para librar la batalla gracias a este tipo de gestos.

A veces no es tan sólo los enfermos, también a las personas que acompañan a los enfermos el ir a una fiesta, el participar en esto, pues nos motiva.

Por su enfermedad y el tratamiento de la misma, Mateo acude al menos una vez por semana al Hospital Central, lugar que lo ha visto quedarse por semanas cuando tiene que ser internado.

Es el Seguro Popular el que cubre la atención de la leucemia que tiene Mateo, pero, desafortunadamente no es el único que tiene que librar una batalla en la familia.

María del Rocío, mamá de Mateo, también es paciente oncológica por un cáncer que le afecta desde hace varios años y que no cubre el Seguro Popular, hace poco le diagnosticaron metástasis pulmonar, lo que complica aún más la situación económica familiar.

A lo mejor la gente a la que le sobre el dinero pensará que no es costoso, pero habemos gente que si teníamos nuestros ahorritos pues se han ido terminando en cirugías, tomografías, todas esas cosas que son más caras, y a veces hasta para el tratamiento si nos la vemos un poquito apretados, por eso trabajando en cosas extras.

La familia del pequeño Mateo decidió iniciar con labores extras de reciclaje de latas, cartón o pet para ayudarse económicamente ante la difícil situación que viven por los padecimientos de madre e hijo.

María, agradecida por el apoyo de la gente cercana, señala que aún son muchas las necesidades que tienen tanto económicamente como en especie, por lo que solicita el apoyo ciudadano para la donación de una carriola en la que pueda transportar al pequeño.

La familia de Mateo pone a disposición el número telefónico 8 13 73 84 para aquellos que se encuentren interesados a apoyar.

Si alguien tiene la voluntad de ayudarnos sí se los acepto, porque realmente sí lo necesitamos, necesitamos una carriola para Mateo y también apoyo económico que siempre es necesario, si alguien es de buen corazón y nos quiere apoyar.

El sueño de Mateo de tener una fiesta del Pato Donald se cumplió gracias a Dr. Sonrisas, sin embargo, esta asociación civil realiza más tareas de aspecto social, para las cuales se necesitan mayor número de manos, según señala la coordinadora de voluntarios Martha Carolina Ruiz Sánchez.

Cada 15 días vamos al Hospital Central, por el área de maternidad a dejar comida a las personas, vamos a casas hogares, asilos de ancianos, vamos al hospital los lunes, miércoles y viernes al área de oncología, infectología, quemados y el área de escolares, para jugar con los niños, pasar rato con ellos y que su tarde sea más amena dentro del hospital.

Comentarios