Por: Redacción

Después del dominio del “Círculo Azul” en el Partido Acción Nacional (PAN), a Sonia Mendoza Díaz, las dirigencias y algunos liderazgos nunca le respetaron ni reconocieron su liderazgo como alguien que fue candidata a gobernadora, y que con todo y la operación en su contra, logró colocarse a pocos votos de ser gobernadora.

Desde la tarde del martes 2 de febrero, comenzó a circular la versión de que Mendoza Díaz no había aceptado el “premio de consolación” que le ofreció Acción Nacional con la quinta posición plurinominal a la Cámara de Diputados.

Como parte de la “operación cicatriz” de la dirigencia panista luego del fiasco que resultó la precandidatura de Francisco Xavier Nava Palacios y la fractura que provocó en su interior, Mendoza Díaz fue incluida en la lista de candidatos a diputados federales por la vía plurinominal, esto, tras haber declinado a favor del alcalde con licencia y haber denunciado irregularidades en el proceso interno.

La intención de Juan Francisco Aguilar Hernández, presidente del PAN y compañía, era acallar las críticas y denuncias de Mendoza Díaz a la forma en que la que su dirigencia está llevando a cabo el proceso para elegir candidatos y candidatas a los diversos cargos, sin embargo, antes de platicarlo con ella, decidieron incluirla en una posición que de entrada parece imposible de ingresar a la Cámara.

Las traiciones contra Mendoza Díaz comenzaron desde el proceso electoral 2014-2015, cuando fue candidata a gobernadora, pero abiertamente, miembros del PAN, con cierto poder e influencia entonces, decidieron entregar su apoyo a otro candidato, lo que la dejó en el segundo lugar de la elección.

Mendoza Díaz tuvo que volver a su escaño en el Senado, y tras terminar su encargo, le alcanzó para regresar a San Luis Potosí para ser diputada local, sin embargo, en una posición poco trascendente para la dirigencia panista.

Ya con el proceso interno del PAN transcurrido, la diputada y precandidata decidió declinar a favor de Xavier Nava, y denunció que, desde la dirigencia nacional, en complicidad con la local, hubo línea para favorecer a Octavio Pedroza Gaitán, quien finalmente resultó electo como candidato a gobernador.

Ahora, ante las intenciones de acallarla, Mendoza Díaz habría abandonado al PAN, pero no sus intenciones políticas, pues su salida del partido revive las versiones de que la diputada dialoga con partidos como Morena y Movimiento Ciudadano para ser candidata a la alcaldía de la capital o al gobierno del Estado.

En el caso de Morena, la decisión sobre su candidatura a la alcaldía capitalina dependerá de la definición sobre quién será su candidata al Gobierno del Estado, que según la información más reciente al respecto se perfile la doctora Mónica Liliana Rangel Martínez.

Para el tema de Movimiento Ciudadano, su dirigente estatal y compañero de Mendoza Díaz en el Congreso del Estado, hace algunas semanas descartó a Nava Palacios como su candidato a gobernador, y agregó que la candidatura sería para una mujer, con lo cual, comenzó el diálogo con la panista.

Comentarios