El vocero de la Iglesia señaló que es cuestión de las prioridades que le da cada actor político 

Por Fernanda Padilla

Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí señaló que respetaban la decisión de Mónica Liliana Rangel Martínez de sobreponer un cargo político a quedarse durante la crisis sanitaria. 

“Yo no sé, lo dijimos en otra oportunidad, sí ella vio la puerta abierta y se le dio acceso, se le permitió contender, pues felicidad, es era cuestión de preferencias y de prioridades, si era la prioridad mayor, pues bueno, está bien”.

El clérigo, dijo que opinaría lo menos posible del tema, ya que luego toman a mal sus declaraciones.

“Es cuestión de prioridades, ella creyó que era mejor contender a la gubernatura, que seguir al frente de la pandemia, es algo muy respetable, se queda alguien muy competente en su lugar, muy capaz, y como la misma doctora lo dijo en alguna entrevista, el sistema de salud tiene un a infraestructura que sigue sin ella”.

Por otro lado, dijo que ningún país estaba preparado para una pandemia tan agresiva, como la que hoy azota al mundo.

“El problema no es cuando el enfermo llega al hospital, porque sabemos que hay un ejército que lo va atender, el problema cuando ya no encuentra hospital, ese es el gran problema, cuando tiene que morirse en su casa porque ya no hay cupo, ya no hay camas, ya no hay ventiladores, por eso vamos a cuidarnos.

Sentenció que si las personas fueran capaces de unirse y ser solidaria evitando reuniones o concentraciones de personas podría terminar la contingencia.

“Pero reconocemos que esto es algo que nos supera. (…) Mientras este tipo de cosas sigan sucediendo no creo que podamos acabar con la pandemia”.

Comentarios