La aspirante a la dirigencia nacional del PRI señala que es necesaria una reconciliación con la militancia.

De visita en San Luis Potosí la aspirante a la dirigencia nacional del PRI, Ivonne Ortega Pacheco, indicó que a pesar de la derrota electoral que se vivió en el 2018, misma que dejó al Partido Revolucionario Institucional como tercera fuerza a nivel nacional, existe el tiempo suficiente para generar una reorganización partidista con miras al 2024.

Ortega Pacheco, reconoció que el PRI no se encuentra en un buen momento tras la “aplanadora” que les pasó por encima en los pasados comicios electorales, sin embargo, escuchar a la militancia ayudará a reconciliar y a reencontrar a los verdaderos priistas en el país. La aspirante aseguró que al momento el enemigo a vencer es la apatía.

La ex gobernadora de Yucatán, señaló que ante la decisión de elegir a quien será el nuevo dirigente del PRI a través de una consulta en la que voten únicamente militantes, minimiza las probabilidades de una división al interior del partido, situación que es común y entendible cuando hay imposiciones.

Lo que lastimaría al partido es que haya dados cargados hacía algún lado, que haya manita de puerco porque alguien quiera votar por alguien diferente al que está votando un liderazgo (…) es más complicado que haya una imposición del dedo señalador, a que haya una consulta en la que los militantes puedan participar.

El proceso para la elección del nuevo dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional lo llevará a cabo el Instituto Nacional Electoral (INE) el 8 de septiembre del presente año.

Cabe recordar que sólo podrán votar quienes se encuentren afiliados al partido, y que el 8 de junio será el cierre de registro de los militantes.

Comentarios