Secretario General reconoce que la abogada mantenía una relación laboral con el ayuntamiento, pero el Estado es quien otorga una fe pública para que tenga facultades de oficial.

Por Miguel Ángel Lucio

El secretario general de gobierno, Alejandro Leal Tovías, reprochó las acciones que implementó el ayuntamiento de la capital para llevar a cabo el proceso de desalojo de la oficial 11 del Registro Civil, María Teresa Carrizales, quien, con lujo de violencia fue sacada de su oficina, provocándole diversos daños a su cuerpo, por lo que el funcionario estatal reconoció que se violentaron los derechos humanos de la exfuncionaria y calificó las acciones como como incorrecta.

Además, Leal Tovías, dijo que hubo un error de actitudes y que es un tema que debe ser valorado, asimismo, refirió que, si bien la oficial del Registro Civil mantenía una relación laboral con el ayuntamiento, el estado es quien otorga una fe pública para que tenga facultades de oficiales, y de haber un cambio o modificación tuvieron que haber dardo parte al estado.

“Hasta ahorita nonos ha dicho nada, simplemente él hizo un movimiento ahí que no nos ha notificado cuál era, sí retirarlo, cambiarlo o cambiarlo de oficialía… es un tema muy delicado, es un tema que reprochamos en la medida en que la sacaron, yo creo que no estuvo correcto”.

Comentarios