Dentro del Articulo top

Por Verónica Galván

Padres de familia de la Escuela Primaria Miguel Hidalgo, del municipio de Tamasopo exigen que la SEGE actúe porque la escuela se cae en pedazos, y nadie hace nada, hoy se manifestaron en la Unidad Regional de Servicios Educativos de la Huasteca Norte (URSEHN), ante su desesperación, porque nadie les hace caso.

Explicaron que la supervisora escolar Cirila Acosta no ha pasado el reporte a las autoridades, solo la directora de la escuela, Ivon Rinajero hizo una petición a la Unidad Regional de Servicios Educativos Huasteca Norte (URSEHN), pero por parte de la supervisión, no hay nada.

Son un total de 31 niños los afectados, quienes están tomando clases en un local prestado, un lugar que funcionaba como una CONASUPO debido a las condiciones de la escuela.

Las mamás consiguieron ese local prestado ya que indicaron, la supervisora “puso muchos peros, primero iban a recibir clases en una casa de un maestro, luego le dijimos que en una galera y tampoco quiso, luego encontramos el espacio donde reciben clases, y nos exigió que tuviera un baño, y que hubiera guardias de tres madre de familia a diario, entre otras situaciones”.

“El local prestado ya nos lo están pidiendo, y no sabemos qué vamos a hacer sin escuela”,  dijo la presidenta de la Sociedad de Padres de familia, Concepcion López, quien comentó que las autoridades las traen a puras promesas.

Las maestras son buenas, pero el tiempo no les alcanza para poder regularizar a los niños quienes ya tienen un bajo rendimiento escolar.

Comentarios