La defensa alegó que había violaciones al debido proceso, pues se les concedió un amparo para que en 20 días no se programe ninguna audiencia.

Este viernes 12 de abril estaba programada la audiencia en la que se le dictaría sentencia a Eduardo H., mejor conocido como Cayeyo Jr. quien mantiene un proceso por el presunto homicidio en contra de Eugenio C., entonces novio de la hija del Fiscal del Estado, Federico Garza.

En punto de las 9:07 horas arribó al lugar el fiscal, junto a un grupo importante de seguridad, así como el director de la Ministerial José Guadalupe Castillo, quienes presuntamente fueron los primeros en ser enterados del homicidio en el Campestre, de la misma forma acudió el director del Servicio Médico Legista, Alberto Ortega.

La audiencia daría inició a las 10:00 horas, según el calendario del Centro Integral de Justicia Penal, sin embargo, se dio acceso a la sala 6 hasta las 10:48 horas, los primeros en pasar fueron los asesores legales de la víctima y del imputado, el público y la prensa fueron los últimos en ser revisados.

La primera versión que presentó la defensa de Eduardo H. es que el abogado titular del caso presentó un justificante médico por apendicitis, lo que generaba un desequilibrio en las partes, ya que el nuevo defensor no estaba al tanto de la carpeta del caso.

Además, se reveló que por tal hecho hubo un amparo donde se decretó que no debían programar audiencia dentro de 20 días, y que ese término aún no vencía.

Por lo que los jueces decretaron un receso para corroborar si habían pasado o no los veinte días, y en tal el caso fijar una nueva fecha para la audiencia.

La defensa también presentó un amparo alegando violaciones al debido proceso, ya que no se cumplió dicho acuerdo al celebrar la audiencia de continuación, por lo que determinaron reprogramar el juicio oral del caso hasta el próximo 22 de abril, en el que a casi dos años después se podría emitir una sentencia en el controversial caso.

Los minutos corrieron y los medios de comunicación esperaban en la puerta principal la salida del fiscal general, sin embargo, en un movimiento casi exprés salieron a toda marcha diversas camionetas por la puerta trasera del lugar, mismas que trasladaban al funcionario.

Junto a él se marchó el grupo de Policías Metropolitanos que acompañaban la caravana de los posibles testigos del homicidio de Eugenio C. perpetrado el pasado 04 de mayo del 2017 dentro del Fraccionamiento Campestre.

Comentarios