La concentración entre las productoras de contenido Disney y Fox significaba unir los canales deportivos de ESPN y Fox Sports.

Para analistas, está fusión representaba una concentración en la barra programática deportiva en televisión de paga.

Este lunes el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó la concentración, pero impuso condiciones como la separación de los canales de Fox Sports en esta transacción.

Cifras del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) señalaban que si la fusión se autorizaba sin condiciones, contaría con el 100% de los canales deportivos en los paquetes básicos de televisión de paga donde los suscriptores pagan en promedio 200 pesos al mes.

En el caso de los paquetes donde los consumidores pagan entre 200 pesos y 300 pesos mensuales, las empresas fusionadas habrían alcanzado 68% del mercado.

Al tener ese poder de mercado, expertos advertían que se podían imponer condiciones a las empresas de televisión de paga que repercutirán en los contenidos que se ofrecen a los suscriptores así como en precios.

Por ejemplo, Fox tiene la exclusividad de transmisión de cinco equipos que son: Monterrey que cuenta con 4.1% de los aficionados, Santos tiene 2.3%, León tiene 2.1%, Pachuca el 0.6% y Tijuana el 0.1%, según datos de los legisladores y cifras de un estudio de Consulta Mitofsky.
Comentarios