Pese a que Xavier Nava es representante de Acción Nacional en el ayuntamiento capitalino, integrantes del partido señalaron que la administración es independiente. 

Por Miguel Ángel Lucio

El dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), así como la diputada federal, Josefina Salazar Báez, y el senador de la República, Marco Gama Basarte, consideraron que el partido no se ha visto afectado por el escándalo que se desató en el Ayuntamiento de la Capital, tras el desalojo violento de la exoficial 11 del Registro Civil, apuntaron que la administración capitalina es independiente y sabrán resolver el conflicto.

En ese sentido, el dirigente panista mantiene su posición de estar en contra de cualquier violación a los derechos humanos, así como en rechazar cualquier tipo de agresión contra los ciudadanos, pero descartó que el desalojo violento que sufrió la exfuncionaria municipal afecte la imagen del partido al considerar que la administración es autónoma, pese a que Xavier Nava Palacios es representante de Acción Nacional en el ayuntamiento capitalino.

“Definitivamente creo yo que no afecta la imagen del partido, los hechos son autónomos, fueron desplegados por policías municipales que atendieron una instrucción, habría que ver de quién fue la instrucción, pero no pega al partido porque la final del día nosotros estamos fijando una postura que es en base a la doctrina y respeto a los derechos humanos”.

Por su parte, la diputada federal, Josefina Salazar Báez, refirió esta acción violenta con la que actuaron para desalojar a la exoficial del Registro Civil es responsabilidad de la administración municipal, y dejó en claro que bajo ninguna circunstancia se debió violentar sus derechos humanos y lo que se debe hacer es deslindar responsabilidades.

“Este es un tema que se tiene que está analizando bajo la lupa del derecho, bajo la lupa de las leyes correspondientes y que bajo esa luz se tomen las acciones correspondientes. No es el color, se trata de una responsabilidad en el ejercicio de la función pública y bajo ese esquema se deben deslindar responsabilidades”.

En tanto, el senador de la República, Marco Gama Bazarte, expresó que ningún ciudadano merece ser tratado de manera violenta por ninguna autoridad y es urgente que se deslinden responsabilidades y si alguien se equivocó que reconozca, pero es un tema independiente de la autoridad municipal, sin afectar al partido.

“No es el PAN el que está actuando, por eso insistimos que se deslinden responsabilidades y que quien haya violentado la ley asuma la responsabilidad, legal o administrativa, que la propia autoridad es quien tiene que determinarlo”.

Finalmente, el coordinador de los diputados federales, Juan Carlos Romero Hicks, se solidarizó con la víctima y exigió que se acate el estado de derecho, que se haga la investigación y se asignen las responsabilidades y las consecuencias necesarias desde el punto de vista administrativo, legal al que corresponda.

Comentarios