También dijo que se deben resolver los problemas con los sistemas de prepago en las unidades.

La presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Congreso del Estado, Alejandra Valdés Martínez, señaló que el aumento a la tarifa del transporte urbano se debe postergar, hasta que los permisionarios cumplan los compromisos de mejoría en el servicio y se consolide el sistema de tarjetas de prepago.

Afirmó que los legisladores integrantes de la Comisión están en contra de que haya aumento del 5 por ciento a la tarifa porque no es viable, “se dice que podría ser de un peso el incremento y estamos en desacuerdo, ya que desde el ámbito federal ha llegado la orden de que no habrá aumentos y vamos a tratar de pararlo”.

Dijo que la postura de la Comisión es que no haya aumento y por ello, “hablaremos con los permisionarios para mantener el acuerdo de que primero se solucione el problema del prepago, cambien las unidades de más de 10 años de servicio y en general la imagen que le dan a todos los usuarios”.

Valdés Martínez expuso que, aunque la ley establece un aumento año con año, “haremos presión para que también el transporte público ponga de su parte, hay que ser mediáticos y que los permisionarios actúen positivamente para poder apoyarlos, de lo contrario, definitivamente las cosas no avanzarán”.

Expuso que “hay que parar lo del incremento y a medio año, cuando veamos un cambio en el transporte, analizar la posibilidad del aumento, hay que presionar para que pongan de su parte”. Dijo que buscará una reunión urgente con el Consejo estatal del Transporte y ya trabaja con su equipo para hacer una propuesta formal.

Descartó la posibilidad de que la decisión de incrementar las tarifas regrese al Congreso del Estado, “no es necesario porque hay una buena comunicación con todos los actores, esperamos que haya buena voluntad y si no, buscaremos otras maneras de ejercer presión”.

Comentarios