Dentro del Articulo top

 

En otra abierta manifestación nazi, inspectores del ayuntamiento navista enjaulan como a los animales a comerciantes ambulantes en el centro histórico para impedirles que se ganen el sustento. Los funcionarios, a cargo de Rocío Zavala, les colocan vayas de seguridad para evitar que comercialicen sus productos.

Violentando su derecho constitucional al libre tránsito, los inspectores de la Unidad de Gestión del Centro Histórico del ayuntamiento navista ahora acorralan literalmente a una comerciante ambulante con quien entraron en conflicto, mostrando su incapacidad para mediar.

“Como ven, una vez más, la gente de Xavier Nava me manda encerrar como si fuera un animal, privándome de mi libertad y no me deja trabajar aun mostrándoles un permiso, ahora resulta que está más prohibido trabajar y ganarse la vida honradamente en esta pandemia que andar robando”, expresó.

Visiblemente molesta por verse privada de su libertad, la comerciante denunció que la coordinadora de dicha Unidad, Rocío Zavala atenta contra los derechos fundamentales de los comerciantes, y le cuestionó si ella va a mantener a sus hijos. Mientras la comerciante expresaba su pesar, los neo nazi inspectores vigilaban que la comerciante no se saliera de su jaula.

Finalmente, la comerciante, enjaulada en la intersección de calle Hidalgo y Juliá de los Reyes, dijo que hoy más que nunca las personas necesitan salir a la calle a trabajar, pues con las restricciones a los horarios de los comercios causadas por la pandemia, ahora los comerciantes ambulantes tienen menos tiempo de ganarse el sustento.

Comentarios