Luego del maltrato a una funcionaria, ordenado por el alcalde, la CEDH renunció a supervisar el operativo municipal; aún así, Nava lo mantendrá.

Tras el comunicado oficial que publicó la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), en el que condenan el exceso del uso de la fuerza pública por los elementos de la Dirección General de Seguridad Pública de San Luis Potosí en el desalojo de una ex empleada de la Oficialía número 11 del Registro Civil y en el que anuncian que ya no participaran con el municipio en el Operativo Antialcohol.

El alcalde capitalino, Xavier Nava Palacios, indicó que con o sin la presencia de la CEDH llevarán a cabo los operativos antialcohol a pesar del riesgo latente de que los elementos hagan mal uso del mismo al no tener la supervisión del organismo encargado de garantizar los Derechos Humanos y evitar posibles actos de extorsión.

Enfático, dijo que sí se puede implementar dicho operativo sin la presencia de Derechos Humanos, ya que es un procedimiento que hace la autoridad municipal, el cual dijo, lo hacen para evitar accidentes.

Comentarios