Dentro del Articulo top

Celulares y computadoras debilitan visión a distancia, aseguró el optometrista Roberto Machuca.

Por Jazmín Viramontes

El uso desmedido de aparatos electrónicos como computadoras, tabletas y teléfonos móviles, los cuales incrementaron su utilización debido a la pandemia por Covid 19, sí repercuten en la salud visual y en que tanto niños como adultos requieran lentes para ver de forma correcta, aunque otro factor que es incluso más importante, es el de la alimentación, pues de acuerdo con el médico optometrista, Roberto Machuca Hernández, no realizarla de manera adecuada deteriora la vista.

Explicó que cada vez es más corta la edad en la que una persona necesita usar lentes, tanto de armazón o contacto, para poder ver bien y se debe a que en la actualidad la mayoría de la población no se alimenta bien, pues de cinco comidas al día que son lo recomendable hay personas que solo consideran tres y en muchas ocasiones realizan solo dos o una de ellas.

“La debilidad visual viene a partir de esa mala alimentación y el uso de celular ocasiona que vaya incrementando la necesidad de utilizar lentes, porque por ejemplo la hora de la comida los niños se llevan su celular a la mesa … Con el uso de celular se fortalece la visión cercana, pero nos olvidamos de la lejana, que puede derivar en muchas situaciones como miopía, astigmatismo, e hipermetropía y presbicia, hay gente que temprana edad se le presenta la presbicia”, explicó.

Añadió que pese a las adaptaciones que se han realizado, como el uso de micas anti reflejantes para protección de los ojos en lentes de armazón, se debe cerciorar que los dispositivos que se utilizan también tengan una pantalla que reduzca el impacto negativo en quienes hacen uso de ellos y sobre todo tomar pausas, para descansar la vista.

“Si usted trabaja mucho en la computadora hay que tener un espacio de descanso, porque el ojo está fortaleciendo la visión de cerca, pero no la de lejos u ocasiona problemas como resequedad, dolor de ojos, dolor de cabeza”.

Finalmente, en cuanto a los niños y jóvenes, señaló que los padres y maestros son los primeros responsables en detectar cuando hay un problema de visión, para llevarlos a una revisión y se determine si requieren de lentes para ver de manera correcta.

 

Comentarios