El jefe policiaco soledense señaló que, a pesar de que se trabaja para prevenir estos actos, existen condiciones que los generan.

El titular de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM) de Soledad de Graciano Sánchez, José Luis Urban Ocampo, señaló que se trabaja en la corporación a su cargo para mejorar en algunos temas y protocolos de acción, entre los que se encuentran la capacidad de reacción.

Urban Ocampo indicó que ante la serie de linchamientos que con mayor continuidad se presentan en todos los municipios del país, existe la encomienda de atender las denuncias ciudadanas con una mayor rapidez para detener y poner a disposición a los delincuentes antes de que la ciudadanía decida tomar la justicia por sus propias manos.

“Estamos haciendo lo imposible por llegar lo más pronto posible a las denuncias ciudadanas, hemos tenido aseguramientos, hay patrullas que se tienen que ir al Ministerio Público con los detenidos, lo que nos representa una patrulla menos, pero aun así tenemos más resultados”.

El jefe policiaco señaló que el tema de los linchamientos, si bien debe ser tomado en cuenta por las policías municipales para su prevención, de igual forma debe ser analizado por otras instancias a nivel federal para evitar las denominadas puertas giratorias que se generaron por la excesiva bondad en las medidas cautelares que tiene el Nuevo Sistema de Justicia.

“La gente está viendo que la policía remite a un detenido y los consigna ante las autoridades y a las dos o tres horas está afuera otra vez (…) tuve un caso de un ciudadano que cometió 25 actos de robo y las 25 veces salió, y la gente se da cuenta de eso”.

Por último, José Luis Urban Ocampo, hizo un llamado a la ciudadanía para que eviten agredir a aquellas personas que detecten como sospechosos de cometer algún ilícito o en flagrancia de un delito, ya que a pesar de que el Articulo 16 permite las detenciones ciudadanas, las leyes también pueden ser vulneradas por estos actos.

“Si el ciudadano ve que un delincuente está robando lo puede asegurar, entre tres o cuatro o los que sean, pero yo les pido que no los golpeen, porque de delincuentes pasan a ser víctimas y así ya no se les puede abrir una carpeta de investigación”.

Comentarios