Dentro del Articulo top

Manifestantes se presentaron en el lugar, pero no pudieron ingresar 

Por Fernanda Padilla

Este viernes el Congreso del Estado fue escenario una vez más de las protestas ciudadanas en las que se colocaron grandes imágenes de seis legisladores en cuerpos de ratones.

Los afortunados congresistas que fueron caracterizados son los panistas Rubén Guajardo Barrera y Vianey Montes, así como Eugenio Govea de Movimiento Ciudadano, también apareció Beatriz Benavente del PRI y hasta Rosa Zuñiga de Morena.

Entre los manifestantes se encontraban integrantes de grupos indígenas, quienes pedían el acceso, ante un grupo de policías que se mantenían estoicos por uno de los lado.

Al otro lado de la sede de Hidalgo, la exoficial del Registro Civil, María Teresa Carrizales estuvo custodiada por al menos cuatro policías quien le impidieron el paso al recinto legislativo.

“Culminarlos a qué se pongan a trabajar se dejen de chismes y se dejen faltar al respeto, en nosotros como comunidades indígenas lo que vale es la palabra, nosotros como comunidades indígenas hemos respetado mucho la palabra”, señaló Narciso Mendoza López, representante de la comunidad Mixteca Baja.

Mendoza López lamentó que no se les dejara ingresar a un lugar público que se supone es del pueblo, por lo que no quitarán el dedo del renglón para que se pongan a trabajar.

“Tenemos la esperanza de que realmente se pongan a trabajar y que recuerden que la ciudadanía los pusimos ahí para que nos representen, para eso se les paga, para que se pongan a trabajar”. 

Destacó que los ciudadanos deben que tener la confianza entre los diputados, y exigirles que hagan su trabajo.

Comentarios