Dentro del Articulo top

El Drible

La clasificación de México al mundial de Catar 2022 no corre ni correrá peligro, solo falta saber la fecha oficial en que se consigue uno de los tres boletos para clasificar de manera directa, pero el rendimiento colectivo e individual de los jugadores es de preocuparse.

Gerardo “El tata” Martino pasa por el momento más cuesta arriba en su gestión como DT de la selección Mexicana de futbol, tanto que; en el último partido frente a Canadá se atrevió a modificar su hábitual y rígido parado 4-3-3 para cambiar a línea de 5 en defensa, acción a todas luces más desesperada que planeada. Y es que no encuentra cómo ni por dónde, nada le salió, incluso uno de los jugadores que le venían respondiendo con creces y generalmente su figura era galardonada como “mejor jugador del partido” se equivocó, mal y de malas, San Ochoa dió uno de sus peores partidos y regaló un par de anotaciones, mismas que a la postre terminarían por otorgar el triunfo a los Canadienses.

Frente a Estados Unidos el primer tiempo fue bien disputado por ambas selecciones, los dos intentaron y aunque terminaron empatados después de 45 minutos era un juego bastante parejo, para el segundo tiempo la dinámica de Estados Unidos terminó superando a los mexicanos, por largos lapsos del partido México no metió ni las manos, la diferencia en medio campo fue abismal, Edson Álvarez el único que soportó el ritmo de los norteamericanos, no pudo solo, a diferencia de los nuestros, ellos sí son titulares en sus equipos y el ritmo de competencia se notó. Martino sigue esperando a que Héctor Herrera y “el Tecatito” sean los que jugaban juntos en el Porto, los dos se encuentran muy lejos de su techo futbolístico y sin mucha actividad en sus equipos resulta complicado que lo vuelvan a alcanzar. Al final, merecidamente Estados unidos se quedó con la victoria, sí… “por tercera vez consecutiva en este año incluidas dos finales”.

En Canadá, es cierto que las condiciones del clima no eran las idóneas, mucho menos la cancha presentada para jugar futbol profesional, simplemente vergonzosa e impresentable para un partido de esta magnitud, no favorecía para nada al espectáculo y atentaba contra la integridad física de los jugadores. Lo que también es cierto es que los Canadienses se adaptaron mejor, no se puede decir que fueron ampliamente superiores pero supieron aprovechar las circunstancias y errores que se encontraron en el camino, la selección Mexicana no supo reaccionar ante el adverso panorama, una vez más fueron superados en lo físico.

Un referente de la Selección Nacional de México como Cuahutémoc Blanco señaló la falta de liderazgo en el tricolor, alguien que a través de su garra e ímpetu inspire a sus compañeros, pero no solo en cuestión de aptitudes futbolísticas, uno que grite, que ordene a su equipo, se los eche al hombro y pueda llevarlos a un mejor puerto, el que más se le acerca es Hirving Lozano, sin embargo ese mismo carácter competitivo le suele jugar en contra, por momentos actúa desde la frustración y suele perder la cabeza ante la impotencia de que no todos muestren la misma hambre de triunfo que él, es una área de oportunidad que si consigue trabajarla lo pondrá un escalón por encima del gran jugador que ya es, por ende  la selección Mexicana encontraría ese líder que tanta falta le hace.

El proceso de Martino se encuentra ahora mismo en un punto crítico, nunca un entrenador de la Selección Mexicana había perdido tres veces seguidas frente a la selección de Estados Unidos, pero la destitución no parece una opción, el mundial está a la vuelta de la esquina y se le va a respetar el proceso, buscar otro entrenador a estás alturas sería una locura.

La Selección Mexicana aún está a tiempo de sustentar con futbol las aspiraciones de realizar un buen papel en tierras cataríes el próximo año, después de disputarse la mitad del octagonal terminaron como terceros, pero lo importante es el como llegan porque seguro llegarán, a como juegan hoy difícilmente jugarían el ansiado quinto partido.

¿Será capaz el Tata Martino de enderezar el rumbo? ¡Tiempo hay, jugadores también!

Comentarios