La meta es duplicar la alcanzada en la edición de marzo-abril.

Por Miguel Ángel Lucio

Bajo el lema “Juguemos sin violencia”, este miércoles arrancó el segundo periodo de la campaña de Canje de Armas 2019, cuyo objetivo es duplicar la cifra de artefactos recolectados en la primera etapa de marzo-abril, donde se logró recolectar 57 armas, 700 cartuchos y 19 granadas, así lo dio a conocer Guzmar Ángel González Castillo, comandante de la 12va. Zona Militar.

La violencia se combate con educación, y a la integridad de las personas, con una niñez desarrollada en un sano esparcimiento y convivencia con sus compañeros, pero sobre todo con valores que nos impulsen a pensar en un futuro mejor.

Destacó que, con el apoyo de Gobierno del Estado, de los gobiernos municipales y de la Secretaría de la Defensa Nacional a través de la 12va Zona Militar, se materializó la creación de módulos para que la ciudadanía y la niñez potosina se concienticen sobre la importancia de erradicar la violencia en todos sus géneros.

El Ejecutivo Federal, los gobiernos de los estados y los ayuntamientos realizarán campañas educativas permanentes, que induzcan a reducir la posesión, la portación y el uso de armas de cualquier tipo.

Sin embargo, el vocero de la Arquidiócesis Potosina, Juan Jesús Priego Rivera, comentó que con este programa no contribuye al combate a la delincuencia, y este tipo de eventos representa una responsabilidad que adquiere la autoridad para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

El delincuente no va a venir a cambiar armas, el delincuente no las va a entregar… la va a entregar el ciudadano honrado que no quiere que ocurra en su casa una desgracia, está bien, los ciudadanos tenemos que estar desarmados, pero que tomen en cuenta nuestras autoridades significa que ellos van a estar armados por nosotros y que entregar un arma significa te dejó a ti mi defensa.

El objetivo de este programa es evitar accidentes en el hogar, contribuir al bienestar familiar y a coadyuvar a mantener la tranquilidad y paz social del Estado; las armas que sean donadas serán destinadas a la destrucción y aprovechamiento licito por las autoridades o de acuerdo con sus características, utilidad, valor histórico, cultural científico o artístico será exhibidas en un museo del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, reiterando que por ningún motivo se investigará su procedencia a fin de que cualquier persona pueda asistir a los módulos establecidos con toda confianza.

Comentarios