La semana mayor se encuentra llena de simbolismos al celebrar la muerte y resurrección de Jesús.

El arzobispo de la Iglesia potosina, Jesús Carlos Cabrero Romero, encabezó la celebración eucarística correspondiente al Domingo de Ramos, fecha en la que se conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, cuando la multitud lo recibió con hojas de palma y aclamó como el mesías.

El Domingo de Ramos marca el inicio de la Semana Santa, se celebra una misa en la que se bendicen los ramos de palma que una vez concluida la denominada semana mayor, se incineran para que los residuos se ocupen al siguiente año en el miércoles de ceniza.

Cabrero Romero, indicó que a partir de la próxima semana iniciarán las conmemoraciones propias de la Semana Santa, las cuales inician el miércoles con la misa de los oleos, el jueves con el lavatorio de los pies y el viernes con el Viacrucis y la Procesión del Silencio, el sábado con la celebración de la Vigilia Pascual para abrir la gloria y celebrar el Domingo de Resurrección.

El presbítero destacó las conmemoraciones que se realizan el viernes Santo en San Luis Potosí con actividades que son una tradición católica de muchos años, como lo es la Procesión del Silencio.

Comentarios