También exhibió a fraccionamientos de lujo que no pagan agua desde hace 12 años, además de contaminar la zona con sus residuos.

Por Fernanda Padilla
Guadalupe González, integrante de Ciudadanos Observando señaló que es imperdonable que el Ayuntamiento capitalino ponga en riesgo la entrega de agua potable en la Zona Metropolitana al privar de los pagos al concepto de crédito con Banorte para la empresa El Realito y otras adquiridos en la administración de Victoria Labastida y que durante ocho años nunca dejó de pagarse.

“La corrupción sí mata, la corrupción sí afecta, eso es imperdonable, ¿cómo pueden poner de pretexto? imagínate todos los que hemos pagado el agua durante años, y que te digan que no te va a llegar el agua porque el Ayuntamiento no lo ha pagado, eso no se vale”.

Enfatizó que la ciudadanía no puede permitir dicha situación, ya que dijo a los potosinos ya no se les engaña, por lo que levantarán la voz.

“La justificación que hay, es que tienen que utilizar a veces es recursos que están etiquetados para esos pagos, y aquí cuántas veces lo hemos visto, que recursos etiquetados, eso mismo que está pasando con El Realito ya pasó con Vigue, el dinero que estaba etiquetado para el pago de la basura, José Bolaños Guangorena, como todo un mago lo desapareció y luego la empresa hace lo mismo que El Realito, ‘a mí no me pagas, no te doy servicio’, yo creo que aquí hay un acto de corrupción de todo esto”, precisó Guadalupe Gonzalez.

Dicha organización también exhibió a fraccionamientos de lujo que no pagan agua desde hace 12 años, además de contaminar la zona con sus residuos.

Explicaron que la investigación titulada “Por debajo del agua”, mostró que los desarrolladores terminan la venta de viviendas y tardan años en municipalizar los fraccionamientos, dejando a los habitantes sin agua, que lo único que provocan, es que ante la falta de contratos, proliferen las tomas de agua clandestina por años.

La organización enfatizó que además no se ha solucionado las aguas negras que contaminan los riachuelos de las zonas aledañas.

Comentarios