En México se robaban mil pipas diarias de combustible, cada una de 15 mil litros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo en Tijuana, que el huachicoleo es una farsa porque en realidad el robo de gasolinas se permitía desde el gobierno y con complicidad al interior de Pemex.

“Se robaban 60 mil millones de pesos al año de combustibles con el huachicol. Y nos hacían creer que era por la ordeña de los ductos, los huachicoleros. Toda una cortina de humo, toda una farsa, porque, en realidad, este robo se permitía desde el gobierno, se daba al interior del gobierno. Ahí se manejaba todo el sistema de conducción de los combustibles.”, expresó el mandatario durante la presentación del Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte en Tijuana, Baja California.

 

Al tomar el cargo en el gobierno el actual presidente, su equipo se dio cuenta que toda la información diaria del robo, venía desde el gobierno del presidente Fox, “se tenía hasta contabilizado el robo en Hacienda, ya sabían que había que descontar, en aquel entonces, alrededor de 10 mil millones por robo de combustible, pero ahora llegó a más de 60 mil millones, es de sentido común”. 

El  mandatario expresó que hace 30 días se robaban más de mil pilas diarias, es decir 15 mil litros en cada pipa y dejando claro que su gobierno no va permitir más robo, expresó:

“Hace dos días, de robarse mil 100 pipas, logramos que bajara a 36 pipas”… 

 

De esta forma el Presidente espera reducir el robo y lograr que ya no se roben los 60 mil millones de pesos del combustible y poder reducir a 10 mil, y ahorrar 50 mil millones.

El Ejecutivo Federal se había  presentado en Tijuana, Baja California, para dar  inicio del programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, iniciativa encaminada a generar la última cortina de desarrollo en esa región del país a partir de la inversión y la generación de empleos bien remunerados.

El programa contempla estímulos fiscales a empresarios, como la reducción al 20 por ciento del ISR y una reducción del 50 por ciento al IVA; así como el incremento al doble del salario mínimo y la homologación de precios de energéticos con los de Estados Unidos.

 

Comentarios