Dentro del Articulo top

Los protocolos de búsqueda se aplican de forma inmediata en la entidad

La Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos, a través de la Coordinación Estatal de Alerta Amber, implementa desde el 2015 un protocolo de reacción inmediata ante cualquier reporte sobre la desaparición de un menor de edad, así lo informó su titular Pablo Alvarado Silva, quien comentó que dicho programa ha dado buenos resultados en todo San Luis Potosí.

“La coordinación de Alerta Amber es una herramienta que nos permite tener una reacción inmediata de alertamiento entre diversas autoridades municipales, estatales y federales para señalar que está desaparecido un menor de edad y que está corriendo riesgo inminente; esta alerta únicamente se activa para menores de 18 años y definitivamente debemos tener información preliminar como son las características físicas, además de su vestimenta que nos permita llevar a cabo este alertamiento”.

Sobre el tiempo que debe transcurrir desde la desaparición de un menor hasta que algún familiar acuda a la Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí (FGESLP), afirmó que las 72 horas como plazo mínimo es un mito y reafirmó que la obligación de las autoridades es iniciar de inmediato la carpeta de investigación de este tipo de hechos.

“No hay un tiempo en el cual se establezca que debe venir el familiar, el amigo, la madre o el padre a efecto de presentar una denuncia por desaparición o no localización de una persona, si ellos advierten rasgos que consideren inusuales en las conductas de las personas al salir de su domicilio y que por algún motivo tarden más de lo que normalmente llegan a tardar, ellos están en todo su derecho en acudir a esta institución a presentar sus denuncias correspondientes y nosotros tenemos la obligación de recibirlas y de generar una reacción inmediata en la búsqueda de personas”.

En lo que respecta a San Luis Potosí, durante el último semestre la FGESLP, a través de la Coordinación, ha emitido seis alertas Amber con las cuales se han obtenido resultados positivos, logrando el regreso a casa de los menores reportados sanos y salvos; incluso en uno de los casos ocurrido en la Zona Media por medio de los trabajos de investigación se confirmó que la madre había abandonado al recién nacido en un inmueble rústico.

“Hemos conocido seis temas relacionados con menores, tres en la zona huasteca, uno en la zona media y dos en la zona centro, afortunadamente en todos tenemos identificados a los probables intervienes. Tenemos a más de seis personas vinculadas a proceso por el delito de robo de infante, afortunadamente todos estos menores están rescatados, tres son bebés es decir menores de un año, los cuales atreves de trabajos de la Policía de Investigación en algunos otros con apoyo de la Comisión Estatal de Búsqueda se ha logrado llegar a buen puerto, es decir se ha logrado rescatar a estos menores y poner en resguardo de sus padres”.

Por último, Alvarado Silva hizo hincapié en que se debe considerar que la denuncia por parte de los familiares, así como una pronta reacción de las autoridades son una combinación decisiva para lograr encontrar a un menor y que estos casos no tengan un desenlace fatal.

“Es relevante que inmediatamente que se considere que un menor está bajo un riesgo o hay conductas inusuales, que venga inmediatamente a denunciar ya que los primeros momentos son cruciales para lograr localizar a una persona”.

Comentarios