Dentro del Articulo top

¿Por qué nos gustan tanto las trilogías en el cine? No hay una respuesta simple, sobre todo si consideramos que una trilogía es más una fórmula de la industria para enganchar a las audiencias por un tiempo indeterminado. Sí, nos referimos a cuando esperamos una película por años hasta completar una saga que puede durar décadas… en una sola trilogía.

Casi podemos asegurar que nos encantan las segundas y terceras partes porque no sabemos darle un final a ciertas historias, o bien, nos obsesionamos con algunos personajes, incluso con tramas. Por eso nos parecen tan fascinantes las trilogías. Pero más allá de eso, porque en algunos casos se trata de darle continuidad a una historia que es necesaria ver, comprender y que no necesariamente tienen una secuencia, pero que se conectan entre sí…

Por eso les quisimos presentar algunas de las trilogías más importantes que, de alguna manera, han influenciado el séptimo arte, lo han marcado y lo han cambiado:
Trilogía del amor de Wong Kar-wai
Days of Being Wild, In the Mood for Love y 2046

Así como Woody Allen es el director que mejor ha representado la ciudad de Nueva York en el cine, Wong Kar-wai es el cineasta que le ha dado una imagen, voz y personajes a Hong Kong. Y una de las mejores pruebas de esto es la no oficial trilogía del amor compuesta por Days of Being Wild de 1990, In the Mood for Love del 2000 y 2046 de 2004.

Esta trilogía informal arranca con Days of Being Wild sobre un hombre que es incapaz de comprometerse en ningún tipo de relación, por lo que se dedica a conquistar mujeres. Sin embargo, mientras pasa el tiempo y aumenta su soledad, más le afecta el dolor que provoca en sus amantes, y todo a partir de la falta de amor y comprensión de la figura materna.

In the Mood for Love es una de las películas más bellas de todos los tiempos. Es el retrato de un hombre y una mujer que se encuentran solos, se aman en la tristeza, pero no pueden estar juntos. La música es uno de los componentes más destacados al haber contado con la participación de Shigeru Umebayashi en el score, y en el soundtrack con Nat King Cole y sus canciones en español de Consuelo Velázquez o Agustín Lara.

En 2004 se estrenó 2046 sobre un hombre que hospedado en un hotel con este número, se propone escribir una novela basado en sus terribles experiencias amorosas. Esta cinta es la que mejor define el significado de la trilogía: encontrar a la persona indicada pero no en el momento adecuado. Todo esto sólo tiene un fin para sus personajes, y esa es la soledad como resultado de amar.

Una de las características más importantes de esta trilogía es el trabajo de Christopher Doyle en la fotografía, la cual genera una sensación de ensueño, pasividad, tristeza y belleza. En 2019, Wong Kar-wai anunció que trabajaría en Blossoms, una producción que cerraría una supuesta trilogía conformada únicamente por In the Mood for Love y 2046, lo que dejó confundida a la audiencia.

Through a Glass Darkly, Winter Light y The Silence

Para la década de los 60, Ingmar Bergman ya era considerado como uno de los mejores cineastas en la historia gracias a filmes como The Seventh Seal (1957) y The Magician (1958). Sin embargo, fue su siguiente ronda de tres películas las que lo catapultaron como una figura esencial en el cine.

En 1961 arrancó con Through a Glass Darkly protagonizada por Karin, una joven mujer esquizofrénica que descubre, en un momento de lucidez, que su padre ha estado utilizando su falta de conexión con la realidad para escribir ficciones. Ninguno de los personajes que la rodean pueden salvarla de su propia mente atormentada. Esta cinta reflexiona en la desintegración familiar y cómo la fe no siempre puede participar. Through a Glass Darkly se llevó el Oscar en 1962 a Mejor Película Extranjera.

Winter Light se estrenó en 1963. Aquí conocemos a un pastor llamado Tomas Ericsson, quien lidera una pequeña congregación. Todo lo hace de manera rutinaria, y con el paso de los días, comienza a dudar de la funcionalidad de su existencia. Un día, un sujeto del pueblo necesita la guía y ayuda del pastor, pero este sólo descubre que sus dudas no son menores frente a los demás. ¿El mundo ha sido abandonado por Dios?

Para cerrar, en 1963 se presentó The Silence sobre dos hermanas que emprenden un viaje hacia un país que comienza a ser azotado por la guerra. Anna es una mujer provocativa y sumamente sexual mientras Ester es una mujer enfermiza, que se encierra en un mundo de libros. A pesar de sus distintas personalidades, las dos conviven en una extrema soledad y falta de fe.

La trilogía de Bergman contó con la participación del cinefotógrafo Sven Nykvist, y la presencia de sus conocidos colaboradores como Max Von Sydow, Harriet Andersson o Ingrid Thulin. Temas complejos como la religión y una promesa de fe, sólo han podido ser representados en una pantalla en las manos de Bergman.

El señor de los anillos de Peter Jackson
La comunidad del anillo, Las dos torres y El retorno del rey

Estábamos obligados a incluir en esta lista la trilogía de El señor de los anillos en manos de Peter Jackson por diversas razones. La primera porque están basados en la obra (imposible) de J. R. R. Tolkien. Cuenta la leyenda que The Beatles habían pensado en los 60 en una película de este libro, e incluso propusieron a Stanley Kubrick para realizarla. Pero este dijo que era imposible crear los escenarios…

Así fue como la tecnología le dio a Jackson la posibilidad de hacer realidad el sueño de muchos. En 1999 comenzó la producción de la primera entrega, La comunidad del anillo, y durante más de un año en Nueva Zelanda, se filmó lo que se convertiría una de las sagas fílmicas más épicas en la historia del cine. Lo que nos lleva a la segunda razón: se trata de una muy buena adaptación de una obra tan compleja.

Ya en tercer lugar esta el presupuesto, el nivel de producción, y por supuesto, el elenco. Como breve resumen, la trilogía de El señor de los anillos nos presenta a Frodo Baggins, un hobbit que debe cumplir la misión de resguardar y destruir el Anillo Único, el cual es la representación del poder, la muerte y la destrucción.

Ambientada en la Tierra Media, en la que sobreviven distintas formas, es que la trilogía de El señor de los anillos nos muestra el camino de Frodo para destruir el anillo en Mount Doom con ayuda de una comunidad conformada por hombres, enanos, elfos y demás criaturas mitológicas.

En total, estas tres cintas se llevaron 17 premios Oscar, siendo la última la más aclamada al recibir 11 nominaciones y llevarse todas sus menciones, incluida Mejor Película, Director, Guion adaptado y Efectos especiales. Se estrenaron entre 2001 y 2003 para sentar un precedente en las cintas basadas en historias de fantasía y épicas. Lamentablemente, Jackson no pudo igualar en importancia ni trascendencia la trilogía de El hobbit.

Trilogía de la muerte de Alejandro González Iñárritu
Amores perros, 21 gramos y Babel

Lo hemos dicho varias veces. Pocos directores, en su debut cinematográfico, logran un impacto tan grande en la filmografía de su país como lo hizo Alejandro González Iñárritu con Amores perros en el 2000. Una película coral sobre tres personajes, con sus respectivos entornos, que nunca se conocen, pero se conectan a través de un accidente automovilístico.

Sin embargo, lo más interesante es que se relacionan de manera muy íntima por conceptos intangibles como la soledad y su amor hacia la figura de los perros. Octavio, Valeria y El Chivo, en un escenario caótico como lo es la Ciudad de México, deambulan como canes perdidos en busca de aceptación.

'Amores perros' cumple 20 años y se proyectará restaurada en el Zócalo de la CDMX

Amores perros le dio a Iñárritu la oportunidad de producir fuera de México. Por lo que en 2003, estrenó 21 gramos. Esta cinta es muy cercana al argumento de Amores perros: tres personajes que se conectan con accidente automovilístico. Sólo que aquí logran conocerse, pues la historia tiene como premisa principal la venganza como consecuencia de la muerte. Naomi Watts, Sean Penn y Benicio del Toro lideran el elenco de 21 gramos.

Para 2006 llegó el cierre de lo que se conoce como la trilogía de la  muerte con Babel, la cual está protagonizada por un matrimonio que ha perdido a un hijo (interpretado por Cate Blanchett y Brad Pitt), una trabajadora del hogar que es ilegal (Adriana Barraza), una japonesa sordomuda (Rinko Kikuchi), y un niño pobre marroquí (Boubker Ait el Caid).

La narrativa es la misma: personajes que están conectados por cosas materiales muy simples como un arma, pero que se unen por la tristeza, la soledad, la pérdida y la muerte. Los tres filmes fueron elogiados a nivel internacional gracias al trabajo en dirección de Iñárritu, pero también por la participación de Guillermo Arriaga en el guion, la fotografía de Rodrigo Prieto y la música de Gustavo Santaolalla.

Trilogía de la venganza de Park Chan-wook
Sympathy for Mr. Vengeance, Oldboy y Lady Vengeance

El mundo se rige bajo la ley del tailón, o el famoso, “ojo por ojo” donde una persona que provoca un daño, debe recibir un castigo que sea similar a lo que provocó. Esta idea tiene sus variaciones. Es decir, que si una persona le quita la vida a alguien, no necesariamente deba morir o alguien cercano al sujeto.

La mayoría de las veces, la finalidad es causar el mismo dolor. Y aquí es donde reside la trilogía de la venganza de Park Chan-wook, el director surcoreano responsable de Sympathy for Mr. Vengeance de 2002, Oldboy de 2003 y Sympathy for Lady Vengeance de 2005.

Las tres historias son perversas, pero detrás de su brutalidad, se esconde cierto halo de humanidad. Un “el fin justifica los medios” en frente de un dilema familiar que encara la muerte de un ser querido. En la primera, un sujeto desesperado por salvar a su hermana de la muerte, decide cometer un delito: secuestro de una menor de edad. Cuando las cosas salen de manera contraria, comienza una terrible venganza que te hace sentir lástima por absolutamente todos los personajes en la historia.

Oldboy es quizá la cinta más conocida de esta trilogía, y nos atrevemos a decir que del cine surcoreano. Aquí, sin una razón que parezca válida, un hombre es secuestrado por 15 años en un cuarto de hotel y en completo aislamiento. Un día, aparece en libertad en la azote de un edificio, y comienza a investigar quién lo encerró, por qué y por supuesto, busca venganza. Así es como descubre que su aislamiento es también derivado de un trauma del pasado.

El cierre de esta trilogía cayó en un manos de un personaje femenino, lo cual terminó en una historia mucho más interesante: una mujer es acusada de un delito de que no cometió, por lo que pierde más de 10 años de su vida. Para cuando sale de la cárcel, su único objetivo es encontrar a quién la señaló como responsable y vengarse de distintas maneras que provoquen dolor.

Sin duda, la trilogía de la venganza de Park Chan-wook destaca no sólo por las cualidades fílmicas –es imposible negar que el plano secuencia de la pelea en Oldboy ha inspirado a decenas de directores por el simple hecho de ser genial–, sino también por la maestría con la que el director presenta una duda que persiste en la actualidad: No soy otra cosa que una bestia, ¿pero acaso no tengo derecho a vivir?

Trilogía de Richard Linklater
Before Sunrise, Before Sunset y Before Midnight

Si hablamos de trilogías por supuesto debemos mencionar el nombre de Richard Linklater junto al de Ethan Hawke y Julie Delpy, pues son los protagonistas de la Before Trilogy. Durante 18 años yen tres películas, los actores dieron vida a una pareja para presentar su vida desde que se conocieron, hasta que ya conformado como un matrimonio, surge la necesidad de libertad.

En 1995, en Before Sunrise, nos presentaron Jesse, un joven estadounidense que se encuentra de viaje por Europa, y a Céline, una estudiante francesa. Ambos se conocen en un tren, y mientras conversan, deciden pasar juntos una noche en Viena. La película es interesante, pues supone un paseo entre los dos personajes mientras hablan de sus vidas, relaciones amorosas, lo que piensan de la muerte y más. Al cierre, se prometen verse en el mismo lugar 6 meses después.

Before Sunset de 2004 nos muestra que el encuentro pactado nunca se dio. Pero ambos protagonistas se encuentran en París nueve años después por una coincidencia. Uno de ellos está tiene un hijo y está casado mientras el otro pretende hacer crecer su carrera profesional. El argumento es muy similar, pues ambos pasean por las calles parisinas conversando sobre lo que hicieron y no hicieron en los últimos nueve años.

Para Before Midnight, el cierre de la trilogía, Jesse y Céline están juntos y forman una familia. Mientras las dos películas anteriores suponen una especie de romance fugaz de una noche, esta última cinta presenta una carga emocional de un matrimonio que puede escapar ya de sí mismo, de una relación que se formalizó con todo lo que ello implica…

Sin duda, la Before Trilogy es una de las más conocidas por la constancia tanto de Linklater como del elenco para permanecer en sus personajes durante casi 20 años.

Batman de Christopher Nolan
Batman Begins, The Dark Knight y The Dark Knight Rises

La trilogía de Batman de Christopher Nolan es trascendente más allá de la importancia del personaje por sí mismo. ¿La razón? Le dio una validez especial al cine de superhéroes más allá del uso de efectos especiales o de nombres conocidos en la cultura pop. A través de la exploración de la psicología de sus personajes, es que se obtuvo una serie de películas que sobrevivirían incluso sin el nombre de Batman de por medio.

Todo empezó en 2005 con Batman Begins, la cual está protagonizada por Christian Bale como Bruce Wayne, un joven millonario que perdió a sus padres de niño y que no tiene interés en trabajar en la enorme empresa de su padre. El trauma generado por la muerte violenta de sus padres, el amor que siente hacia su lugar de origen y su obsesión con hacer el bien, lo llevan a un viaje iniciático en el que trabaja su cuerpo, pero también su mente.

Así nace Batman, un justiciero que cree en la redención. Para la segunda entrega de 2008, The Dark Kinght, es que llegó el momento más alto: la presentación del Joker, el enemigo más conocido de Batman. Aquí se alejó completamente de la comicidad de sus anteriores presentaciones. En manos de Heath Ledger, este personaje profundizó en la existencia (y necesidad) del mal por la posibilidad de hacerlo, el poder.

La tercera entrega de 2012, The Dark Knight Rises, se conecta más con la primera entrega que con la segunda. Un individuo conocido como Bane, busca destruir sino es que eliminar ciudad Gótica, obligando a Batman a defenderla, pero sin la misma fuerza que antes y sin la misma autoridad moral que antes pretendía alcanzar para convertirse en un ejemplo.

El padrino de Francis Ford Coppola

En 1969, Mario Puzo escribió El padrino, su obra más famosa sobre un joven italiano que se convierte en un mafioso después de su llegada a Estados Unidos para cumplir el famoso american dream en la primera mitad del siglo XX. Para 1972, Francis Ford Coppola adaptó la historia para crear una de las trilogías más populares y aclamadas.

El padrino de 1972 está protagonizada por Marlon Brando como Vito Corleone, líder de una de las cinco familias de mafiosos italianos de la ciudad de Nueva York. Se rige bajo el concepto de la familia, y procura mantener relaciones de amistad antes que de negocios. Con base en esto, ha construido un imperio alrededor de las apuestas y otros negocios. Al presentarse como don, se ha ganado el respeto de las demás familias, todo sin dejar de ser sanguinario.

A partir de la década de los 40 y 50, los negocios comienzan a cambiar y las drogas entran en la mesa de negociaciones de las cinco familias, las cuales están pactadas para asimilar qué negocios entran y cuáles no. Vito Corleone se niega, y como tiene comprados a varios políticos de la ciudad, la idea es eliminarlo.

Aquí es donde surge el nombre de Michael, el hijo menor de Vito que se encontraba alejado de los negocios de su padre. Cuando se entera del ataque que recibió su padre, decide vengarlo y comenzar un viaje de estrategias, negocios, acuerdos y muerte que lo llevan a convertirse en el don, el líder de la familia.

La segunda entrega de 1974, después de la muerte de Vito, nos muestra a Michael ampliando el negocio de la familia Corleone hasta Las Vegas. Lo más fascinante de esta cinta, es que a su vez nos presenta el origen de Vito Andolini: desde que era un niño, su juventud en el pueblo de Corleone en Sicilia, su llegada a América, la pobreza, y cómo se convierte en un don y líder de la mafia.

El padrino III de 1990, es considerada más un fracaso que un cierre legendario a lo que son quizá las películas de mafia más aclamadas y conocidas. En algunas ocasiones, el mismo Coppola ha dicho que esta tercera entrega fue un asunto más comercial que artístico, y su fracaso en la crítica se dio a pesar del elenco: el regreso de Al Pacino, Diane Keaton y Talia Shire como como Michael Corelone, Kay y Connie. Además de que se sumó Andy García junto a Sofia Coppola.

Trilogía de Luis Estrada

La ley de Herodes, Un mundo maravilloso y El infierno

Si le echan un ojo a esta nota (UN REPASO POR 100 AÑOS DE BURLAS Y APODOS A LOS PRESIDENTES DE MÉXICO), se podrán dar cuenta que el humor forma parte importante no sólo de la vida social de los mexicanos, sino de la forma en la que entendemos la política desde hace más de 100 años. Un chiste, apodo, albur, es la forma en la que decimos que las cosas se están yendo al carajo…

El cine no podía ser la excepción, y más si consideramos que el quehacer fílmico en el país ha servido como una forma de denuncia. Así que lo más lógico era integrar ese humor característico a historias (trágicas) protagonizadas por los gobernantes. Para 1999, podemos decir que se estrenó la primera sátira o farsa política en manos de Luis Estrada bajo el título de La ley de Herodes.

Aquí, un tal Juan Vargas es elegido para ser el nuevo alcalde de un pueblo indígena que linchó a su anterior líder por cometer actos de corrupción. Con la idea de “restaurar” un nuevo gobierno que sea justo para los pobladores, Vargas se da cuenta que está solo, y comienza a ceder a las condiciones económicas de los ricos de la región.

Para 2006, Estrada estrenó Un mundo maravilloso protagonizada por el pinche Pérez, un vagabundo que se encuentra en un México que ya terminó con la pobreza y el hambre. Por una coincidencia, Pérez se convierte en una imagen fabricada de la lucha contra la pobreza, por lo que el gobierno, para callar su al trabajo, decide también fabricar una vida ideal para Pérez. Es decir: un coche, una casa, una familia. ¿Pero qué sucede cuando los millones de pobres en el país buscan la forma de vida de Pérez?

Como cierre de esta trilogía, llegó en 2010 El infierno con “El Benny”, un mexicano que después de 20 años, es deportado a México, por lo que debe regresar con su madre, quien vive en situación de pobreza. Intentando armar una vida, descubre que su hermano (un sicario) fue asesinado por un grupo delictivo de la región, por lo que lo invitan a forman parte de un grupo de narcos contrarios a los supuestos asesinos de su hermano.

Luis Estrada trabajó en las tres entregas con Damián Alcázar en el protagónico.

Trilogía de los tres colores de Krzysztof Kieslowski
Azul, Blanco y Rojo

En 1993, Krzysztof Kieslowski creó una de las trilogías más populares en la historia del cine que están basados en colores, específicamente en los que conforman la bandera de Francia y cuya premisa o tema son retomados de los tres valores de la Revolución Francesa: libertad, igualdad y fraternidad. A través de personajes y situaciones cotidianas, Kieslowski nos mostró la trascendencia de estos altos conceptos.

En 1993 arrancó con Three Colors: Blue protagonizada por Juliette Binoche como Julie, una mujer que sobrevive a un accidente automovilístico en el que pierden la vida su esposo, un conocido compositor, y su hija. Con el paso del tiempo, la protagonista descubre que no sólo quiere dejar de existir por el dolor de la pérdida, sino por pensar que debe estar atada al mismo. Así es como comienza un recorrido para liberarse.

Three Colors: White de 1994 nos presenta a Karol Karol, un inmigrante polaco que reside en Francia. Después de que su esposa decide divorciarse de él (después de seis meses de casado y argumentando que nunca consumó su matrimonio), es que Karol debe escapar de Francia para volver a Varsovia, la capital polaca, donde comienza a crear un plan de venganza. La cinta, que es considerada como la menos fuerte de la trilogía, hace una reflexión de las diferencias económicas (capitalismo) de Europa.

Para cerrar, Kieslowski estrenó en 1994 Three Colors: Red, la cual está protagonizada por Irène Jacob como Valentine, una modelo que tras atropellar a una perrita, revisa su placa  y decide llevarla a la casa de su dueño, un juez retirado que se dedica a espiar a sus vecinos al escuchar sus llamadas telefónicas.

Menciones especiales:

Algunas sagas se pensaron como una trilogía, pero con el paso del tiempo, decidieron sumar una o varias producciones. Ese es el caso de Toy Story, Alien, Bourne o Piratas del Caribe. Así que acá les dejamos el resto de trilogías que valen la pena echarles un ojo:

La trilogía de La condición humana de Masaki Kobayashi

No Greater Love (1959); Road to Eternity (1959); A Soldier’s Prayer (1961)

La trilogía del dólar de Sergio Leone

Por un puñado de dólares (1964); Por unos dólares más (1965); El bueno, el malo y el feo (1966)

Trilogía de la muerte de George A. Romero

Night of the Living Dead (1968); Dawn of the Dead (1978) y Day of the Dead (1985)

Episodio IV, V y VI en Star Wars de George Lucas

A New Hope (1977); The Empire Strikes Back (1980); Return of the Jedi (1983)

Trilogía de Mad Max de George Miller

Mad Max (1979); The Road Warrior (1981); Beyond Thunderdome (1985)

La trilogía de Indiana Jones de Steven Spielberg

Raiders of the Lost Ark (1981); Indiana Jones and the Temple of Doom (1984); Indiana Jones and the Last Crusade (1989)

La trilogía del silencio de Theo Angelopoulos

Voyage to Cythera (1984); The Beekeeper (1986); Landscape in the Mist (1988)

Back to the Future de Robert Zemeckis

Back to the Future (1985); Part II (1989); Part III (1990)

La trilogía Koker de Abbas Kiarostami

Where Is the Friend’s House? (1987); And Life Goes On (1992); Through the Olive Trees (1994)

La trilogía de Hannibal 

The Silence of the Lambs (1991); Hannibal (2001); Red Dragon (2002)

Trilogía de Austin Powers de Jay Roach

International Man Of Mystery (1997); The Spy Who Shagged Me (1999): Austin Powers in Goldmember (2002)

Trilogía de Blade

Blade (1998); Blade 2 (2002); Trinity (2004)

The Matrix de las hermanas Wachowski

The Matrix (1999); ** (2003); ** Revolutions (2003)

Iron Man del MCU

Iron Man (2008); ** 2 (2010); ** 3 (2013)

La trilogía Millenium 

The Girl With The Dragon Tattoo (2010); ** Who Played With Fire (2010); ** Who Kicked The Hornet’s Nest (2009)

Fuente: Sopitas

Comentarios