Drag Queen, la extravagancia potosina.

Por Fernanda Padilla

“Cuando ya tienes una peluca en la cabeza, ya valió madre, porque eres otro”.

Elizabeth Araiza Hernández, antropóloga, profesora-investigadora del Colmich explicó que Drag refiere a una enagua que era parte del vestuario era una falda que utilizaban los hombres para interpretar los papeles de mujeres.

“Drag es una abreviación, un acrónimo y remiten a dress like a girl, vístete como una chica, y de ahí se formó el Drag”.

Mayra Show conoció el Drag desde hace varios años, refirió que en San Luis Potosí se ha generado un boom en los últimos meses.

“Yo entré de bailarín aquí al antro, (…) me fui de aquí, después regresé como Drag. (…) Desde chiquito me gustaba cantar, (…) me acuerdo que me amarraba las toallas como si fueran coletas, (…) yo siento que esto ya lo traes, de que te gusta, que la gente te vea y valore o aplauda tu trabajo es una satisfacción muy linda”.

Shine Queen ha logrado desarrollarse de manera persona gracias a su drag.

“Yo me llamo Josué Saldaña y en el mundo del Drag yo le doy vida a Shine Queen, (…) es una persona que siempre saca su brillo que tiene dentro, (…) actualmente soy maquillista y pues como hobby hago el Drag”.

El drag lleva una construcción interna que inicia desde que se animan a intentar algo nuevo.

“Mi nombre es Luis Gerardo Zavala Piña, tengo un año haciendo Drag, (…) subirse a unos tacones, ya no te bajas, quise experimentar esta nueva historia, esta nueva aventura. (…) Torbellino viene siendo una tormenta muy fuerte, que puedes pasar en esta vida, y yo siento que soy una persona fuerte que puedo superar metas muy difíciles”.

Además, existe una diversidad entre estos personajes, que se van apropiando del entorno.

“Mi nombre Drag es Sooul Klooe, (…) Sooul viene del gusto por la música, tenía algunos 17 años cuando tuve el gusto por la música y me enfoqué un poco en ese género. (…) la primera vez que me dragee fue para la primer marcha LGBT de aquí de San Luis y de ahí partió el gusto por el Drag. (…) Yo creo que mi estilo siempre ha sido muy oscuro, como muy tétrico, muy dark, y fue cuando empecé a llamar la atención de la gente”, explicó la antropóloga.

DRAG QUEEN EN MÉXICO

La especialista del Colmich indicó que en México surge de manera muy visible cómo movimiento Drag en el teatro blanquita, durante la década de 1990, con una Drag Queen, que se hacía llamar Francis, mientras que su nombre real era Francisco García Escalante.

“Después de ahí muy importante las hermanas vampiro, (…) ellos en particular influenciaron muchos shows que vinieron después”, agregó.

Mayra Show enfatizó que actualmente las Drags son muy estilizadas, pero en sus inicios, se caracterizaban por usar una especie de cascos que formaban parte del complemento exagerado que se pretendía obtener del personaje.

“Me acuerdo que una vez hice un pájaro, y parecía una piñatota y ese fue uno de mis primeros cascos”.

LA TRANSFORMACIÓN

Araiza Hernández, indicó que detrás del Drag hay todo un procedimiento de creación.

“Primero surge un concepto una idea un tema un color y luego lo van experimentando, las lentejuelas, la peluca de tal color, no es arbitrario, es por algo”.

Shine Queen explicó que pueden tardar hasta 5 horas en el proceso de dragearse.

“Sí es una etapa de transformación un poco larga, porque es un proceso de tapar cejas, de hacer unos ojos que proyecten mucho y cosas así, depende de tu creatividad, como hora y media o dos, si es algo muy elaborado, si me voy a hacer un body puedo tardar hasta cuatro o cinco horas. (…) La verdad el maquillaje Drag es muy sofisticado, pero a la vez más glamoroso, echas a volar la imaginación, más brillos, más extravagante”.

Detrás de esta imagen extravagante existe un mensaje que busca revelarse ante lo normado por la sociedad.

“Sí hay este énfasis y esta insistencia en nos vestimos así para provocar, para sacudir a la gente y tenga conciencia del binarismo en el que vivimos, en un mundo de hombres y mujeres, pero la percepción de idea de mujer está fundada en estereotipos, las mujeres deben ser delicadas, maquillarse, y una serie de estereotipos que los Drag Queen van a retomar y las van a exagerar, van a hacer algo muy muy exagerado”, indicó la especialista antropóloga.

DETRÁS DEL DRAG

Mayra Show narró que hay más allá de su drag, “yo estudio una carrera que es Derecho, (…) mi mamá es abogada y con las leyes siempre estuvo ahí, y cuando te platica que hubo un detenido o tal cosa o, que a la mamá de tal le cobraron la pensión, y ahorita que estoy metido en el derecho, pues sí es mi gusto”.

Por otro lado, Luis Gerardo además de mantener su pasión por este arte, reconoció que no todo fue fácil.

“Actualmente trabajo en la Zona Industrial y pertenezco a un grupo de danza aquí en San Luis, (…) ah, mi casa, pues no falta que la mamá, que el papá, esté, primero cuando les dije que era gay no lo aceptaban, después lo asimilaron. (…) No tiene ni idea, ellos no conocen del Drag, pero ya mi mamá se da una idea, mi abuelita también, mi papá también y pues me dicen a echarle ganas”.

Sooul Klooe tuvo que enfrentar ausencias, pero su drag lo mantiene a flote.

“No tengo una convivencia enfatizada con mi papá, pero mi mamá sí, (…) se dedicaba a la costura y fue de, mira necesito que me hagas este dibujo (…), y ya ella me decía, pues compra las cosas y lo hacemos, (…) yo creo que ella fue la persona que más me aceptó y más me apoyó, y fue como un pilar fundamental en mi Drag. (…) Mi mamá falleció en el año 2017, (…) yo creo que la madre es algo fundamental, desde ahí me agarre y dije, pues bueno, sí ella me apoyó en vida, yo quiero que esto siga”.

ETIQUETAS

La investigadora del Colmich recalcó que “a veces como sociedad tendemos a colocar etiquetas o estereotipar como una forma de rechazo y esas etiquetas, no nos ayudan a comprender muchas de estas prácticas de Dragqueenismo, a lo que apuntan es a esto, a que haya un reconocimiento y finalmente respetemos la diversidad”.

Sin embargo, recalcaron que un drag no tiene género alguno.

“Hay mujeres Drag y hombres Drag que no necesariamente son de la comunidad, pero te gusta, es algo que te llama la atención, y puedes explotar tu imaginación”, refirió Shine Queen.

“Yo no soy mujer, no pienso como mujer, no quiero ser una mujer, no me siento como mujer, yo soy hombre, me gusta hacer el show, presentar mi trabajo y después cambiarme, (…) en el Drag no hay género, (…) yo no le veo ningún género al Drag, porque es lo que tú quieres, es tu libertad”, compartió Mayra Show.

Sooul Klooe ha utilizado su drag para dejar a un lado sus inseguridades, “yo te puedo decir que el 50% de mi Drag o hasta más, es mi Drag en mi vida, (…) yo creo que soy un chico como muy extrovertido, (…) a lo mejor soy como muy tímido, pero cuando soy mi Drag a mí me vale, yo voy a exponer mi arte, me voy a desenvolver y es como me encanta, soy libre de expresar lo que yo quiero”.

La ventaja del Drag, como lo explicó Torbellino, es que ofrece una alta gama de posibilidades para cambiar y para adaptarse.

“Yo todavía estoy jugando, quiero llegar cuando diga ahora sí está es la persona de Drag que soy y ahora sí aventarme con todo. (…) Siento que es como un camino, de primer escalón, segundo, tercero, y yo quiero llegar al escalón máximo, para decirle al público aquí estoy y aquí está Torbellino Drag Queen”.

TAMBIÉN SON VÍCTIMAS DE VIOLENCIA

La especialista recordó que México es el segundo lugar en Latinoamérica de asesinatos, y de violencia hacia todos estos grupos, incluidos las DragQueen a quienes sí se les ha violentado, discriminado por lo que muchos de sus shows hablan justamente de eso.

“Es importante su presencia en la sociedad y no puede ser que se les reprima y en muchos casos se les asesine, bajo el pretexto de la intolerancia, eso es terrible”.

“Con mi personaje siempre soy plasmando todo aquello que llegan a pensar en que la comunidad todo es lindo, sí hay muchas cosas lindas, pero también a veces no hablan esas cosas malas, o no tocan mucho el tema de gente asesinada (…) yo soy como es el monstruo que trasmite este mensaje negativo a lo mejor, pero puedo llegar un clímax en el que yo te puedo dar vida”, señaló Sooul Klooe.

Entre los mensajes que emitieron cada drag, es el dejar a un lado los miedos, incluidos los estereotipos y hasta las familias, ya que este arte puede llegar a cambiar vidas de manera positiva.

Comentarios