La congresista puntualizó que los inmobiliarios se aprovechan de la marginación de los comuneros.

Por Fernanda Padilla

La diputada local de Morena, Marite Hernández Correa, calificó de error garrafal el destruir los espacios naturales de la Sierra de San Miguelito, además de que es leonino el contrato que emitió el empresario Carlos López Medina a los comuneros de San Juan de Guadalupe.

“Estos contratos que me parecen que contravienen la inteligencia de los propios comuneros de San Juan de Guadalupe y la gente que habitamos la Zona Metropolitana, porque son espacios comunes, (…) me parece que destruir esos espacios que son naturales para servicios mobiliarios, me parece un error garrafal y me parece que sí hay un aprovechamiento de los propios empresarios, de los inversionistas, de los que tienen el dinero para favorecerse de estas grandes extensiones de territorio y que están abusando de la pobreza de la gente”.

La diputada puntualizó que los comuneros han estado en pugna durante mucho tiempo, ya que argumentan que la tierra históricamente ha sido donde han habitado sus antepasados por generaciones; es decir, es una zona cultural que es importante para ellos por lo que -dijo- los inversionistas están abusando de la pobreza y de la ignorancia de los propios comuneros, así como la falta de organización y unidad interna.

“Es un despojo de los recursos naturales y de los comuneros y las comuneras. (…) El crecimiento urbano tiene que tomar también en cuenta la gente, no solo los beneficios a los grandes inversionistas que tienen este poder económico”.

Hernández Correa señaló que desde el Legislativo analizarán el tema.

“Al final ellos son un ente comunitario, un ente de ejidatarios que toman sus propias decisiones en la asamblea, pero me parece que sí, la ley debe ser un tanto más restrictiva, y poner mucho ojo y vigilancia en torno a que no existan contratos leoninos que van en detrimento del patrimonio de los ciudadanos”.

Comentarios