(Ilustración de: Sergio Corpus “Monos chidos”)

Los activistas defensores de animales solicitaron también que la Fiscalía instaure una mesa especializada para la atención de estos delitos. 

Diputados de la LXII Legislatura se reunieron con grupos de activistas y organizaciones para la defensa de animales, quienes solicitan la intervención de los legisladores para impulsar una iniciativa de ley que permita endurecer las penas en contra de aquellas personas que priven de la vida a un animal, pues consideran que la Ley Estatal de Protección a los Animales de San Luis Potosí requiere adecuaciones de acuerdo a las nuevas necesidades de la sociedad.

Esta reunión se generó luego de que durante las festividades de fin de año, se presentó la muerte de un perro (Miguelito) a consecuencia de la explosión de un artefacto pirotécnico, sin que al momento se haya logrado la detención de los responsables de dicho delito.

El grupo de activistas y organizaciones sociales, fueron atendidos por el presidente de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente, Cándido Ochoa Rojas; el presidente y vocal de la Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género, Pedro Carrizales Becerra y Angélica Mendoza Camacho respectivamente; así como los diputados Marite Hernández Correa, Edgardo Hernández Contreras y Mario Larraga Delgado.

El grupo de activistas encabezados por Valeria Márquez de la organización “Frocda” y Karla García, solicitaron a los diputados su intervención para que se endurezcan las penas en la legislación estatal en contra de los agresores de los animales, además de que se hagan efectivas dichas sanciones de parte de la Fiscalía General y plantearon la necesidad de que la Fiscalía General del Estado conforme de manera formal una mesa especializada para la atención de los delitos en contra de los animales.

También plantearon la necesidad de que una vez que se establezcan mesas de trabajo, se busque gestionar ante las instancias competentes regular la venta de pirotecnia tal y como ocurre en otras entidades del país, pues advirtieron que estos artefactos, no sólo ponen en riesgo la integridad de las personas o los animales, sino que también provocan un daño severo en la calidad del medio ambiente.

Los diputados se comprometieron a mantener un Congreso del Estado sensible con la gente, y para ello, -dicen- buscarán generar una mayor participación ciudadana en la búsqueda de soluciones a sus principales problemas, destacaron el interés de perfeccionar las leyes que demanda la población para ir adecuándolas a las nuevas necesidades de nuestra sociedad.

Comentarios