Se desconoce la cifra exacta de sacerdotes o personal del Arzobispado que ha sido víctima de extorsión.

Por Miguel Ángel Lucio

El vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, señaló que la Iglesia no está exenta de casos de extorsión, pues algunos sacerdotes han denunciado haber sido víctimas de llamadas telefónicas para exigirles cierta cantidad de dinero, incluso refirió que en días recientes en su oficina se recibió una llamada para que solicitar a la secretaria la cantidad de 15 mil pesos.

“Le hablan a la asistente de la oficina y oiga que el padre se accidentó y no quieren dejarlo libre si no les da 15 mil pesos a los policías, entonces me piden que se los depositen y estaban en la llamada justo cuando llego yo, entonces ahí se desactivó”.

Apuntó que, todos los días existen casos de intentos de extorsión de ahí el llamado a los sacerdotes para extremar precauciones y evitar caer en chantajes, atendiendo los protocolos que las mismas autoridades han proporcionado, entre los que se destacan colgar la llamada, apuntar el número y denunciar.

Refirió que al momento no se conoce una cifra de cuántos sacerdotes o personal del Arzobispado ha sido víctima de extorsión, pero reveló que existe al menos un caso donde la asistente de un sacerdote pagó por un supuesto rescate.

Por otro lado, sobre la petición de la Iglesia a la federación para incrementar la seguridad en todos los templos en el país por la serie de robos y ataques contra sacerdotes, Priego Rivera comentó que en el caso de San Luis Potosí no creen conveniente pedir más seguridad de la que goza el ciudadano, pues dijo que al igual que los potosinos correrán con la misma suerte.

Comentarios