“En campaña los diputados estaban de acuerdo con las evaluaciones y la transparencia, ganaron y se les olvidó”

El responsable de la asociación civil “Congreso Calificado”, José Mario de la Garza, indicó que la evaluación que realiza trimestralmente este organismo se encuentra apegada a la congruencia con relación a las propias actividades legislativas, por lo que, los diputados no deberían de extrañarse de las calificaciones de las que son acreedores, ya que son reflejos de sus actividades.

El abogado potosino, indicó que este ejercicio democrático de evaluación se dio a conocer a los diputados al inicio de la Legislatura, y mide indicadores convencionales como la presentación de iniciativas, la aprobación de las mismas, los índices de asistencias y ausencias, así como la presentación del esquema de transparencia “3 de 3”; lo que se evaluaría en cualquier parte del mundo.

 “Yo entiendo que los reprobados, que desafortunadamente son la mayoría, pues no les gusta que se publiquen así los resultados, y preferirían que los ciudadanos no hagamos esta labor de rendición de cuentas que es vital para construir una democracia”.

Sobre el desconocimiento de esta evaluación que argumentaron algunos diputados, como es el caso de la Presidenta de la Directiva, Sonia Mendoza; el titular del “Congreso Calificado” indicó que no es un pretexto para que los legisladores no cumplan con los trabajos que deben realizar como representantes populares.

 “Tenemos muchos casos en que los diputados y las diputadas están distraídos en haciendo otras gestiones que no corresponden al cargo, y por eso tenemos 300 iniciativas presentadas en esta Legislatura con una aprobación muy baja”.

De la Garza Marroquín, calificó como incongruente la resistencia de algunos diputados para ser evaluados, ya que en campaña todo mundo está dispuesto a las evaluaciones, al combate a la corrupción y a abonar en materia de transparencia, pero, al ganar cambian de parecer y todo eso no existe.

“Es este entendimiento de la política al servicio personal, a ver que puedo yo sacar como diputado, a ver que ventaja le saco al cargo, pero no estoy dispuesto a darle la cara a los ciudadanos y a rendir cuentas y a decir aquí están las actividades que estoy haciendo y las estoy haciendo bien”.

Por último, indicó que sería positivo que el Congreso realizará su propio proceso de evaluación para contar con otros elementos de medición, aunque, aun así, dudó que los legisladores locales puedan obtener calificaciones positivas.

Comentarios