Consideraron que la evaluación de Congreso Calificado genera mayor rezago Legislativo.

Por Fernanda Padilla

El diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Héctor Mauricio Ramírez Konishi, ubicado en el lugar 22 de 27 con un puntaje reprobatorio de 2.25 justificó que dicha evaluación requiere tener más elementos a evaluar.

“Es importante que, si pueden incorporar otras variables más para el tema de la evaluación de los diputados, como es la asistencia y participación en las respectivas comisiones, para los que estamos dentro de la Junta de Coordinación Política, la participación y asistencia en los trabajos pertinentes a la Junta de Coordinación Política y también podría ser una cuestión del contenido y un trasfondo de la iniciativa que se presenta”.

Reconoció que es un buen paso que se evalúe el trabajo que realizan los diputados, pero reiteró se deben integrar más variables, además consideró que parte del rezago Legislativo tiene que ver con dicha evaluación.

“También van parte con la misma al momento de tener tan pocas variables para evaluarse, se incentiva a que tal vez los compañeros metan iniciativas que pudieran ir en una sola, la partan y la meten en partes para que se incorporen más el número de iniciativas presentadas”.

Por su parte el diputado Edson de Jesús Quintanar Sánchez quien se ubicó en el lugar 20, con una calificación de 2.75, consideró necesarias estás evaluaciones, sin embargo, dijo que no le quedan claras algunas rúbricas.

“Me llamó la atención dos puntos de la relación; una que pusieron que era como conducta, (…) si vas a la evaluación, ¿cómo se podría evaluar el incremento de un buen diputado, en cuanto la atención o el carácter?”.

El congresista enfatizó que además José Mario de la Garza, titular de Congreso Calificado pidió que no haya tantas iniciativas “basura”, pero sí se toma en cuenta el número de iniciativas que presentan.

Comentarios