Dentro del Articulo top

El banderazo de inicio de esta obra fue en enero de 2019, un año después siguen sin concluirla.

Por Redacción 

El proyecto del colector sanitario “Sierra Vista-Ptar Tangamanga I”, cuyo banderazo de inicio fue el 15 de enero de 2019 y cuyo costo al principio de la obra se informó que sería de 40 millones de pesos, como lo corrobora la propia página del organismo intermunicipal de agua potable Interapas en uno de sus boletines, un año y dos meses después sin ninguna explicación o justificación, la obra ya se ha elevado 8 millones de pesos más.

Publicaciones periodísticas dan cuenta de este aumento en dicha obra que en un inicio se proyectó en 40 millones y en marzo de este 2020 ya se había incrementado a 48 millones de pesos.

El colector pluvial que al inicio fue cuestionado debido a que fue una obra para beneficiar al sector del poniente de la ciudad, hoy los habitantes de las colonias de esa zona de la ciudad han calificado la obra de como interminable, así lo han manifestado principalmente en Miravalle.

Retrasos en el Colector

La obra fue asignada a las empresas potosinas Buga Construcciones, S.A. de C.V. y Consultoría en Ingeniería y Desarrollo de Obra, S.A. de C.V, a inicios del 2019.

En versiones periodísticas se ha dado cuenta que la empresa Buga es propiedad de Felipe Carlos Buendía García, dichas notas revelan que hay una relación de amiguismo con el director de Obras Marco Antonio Uribe Ávila cabe destacar que el lazo de amistad se mantiene desde su integración en la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, ya que en el último periodo en el que Uribe Ávila presidía esta cámara, Buendía García fue vicepresidente Sector Agua como lo indica la propia página de la CMIC.

Además, otros constructores denuncian que Buga se ha beneficiado para realizar cuestionables obras y proyectos por medio de José Antonio Ramírez Gutiérrez, titular de la Dirección de Planeación y Construcción del Interapas.

El hecho de que para la construcción de este colector se haya beneficiado en la licitación a amigos de funcionarios municipales, ha traído consigo que esta obra resulte interminable.

El primer retraso del proyecto se registró a partir de la segunda etapa que inició el 30 de enero de 2019 en el que marcaron un tiempo de ejecución de 4 meses, pero fue hasta el 09 de marzo de este año cuando se concluyó, es decir más de un año. Actualmente, se debería de estar construyendo la tercera etapa, sin embargo, en el lugar no se aprecian avances significativos a este colector.

A la obra le restan otras dos etapas más, por lo que se desconoce si podría seguir creciendo los costos de la misma, y mucho menos cuánto tiempo tardaran para concluirla.

Molestias en la ciudadanía

Cabe destacar que esta tercera etapa es la que hasta el momento ha generado más molestias a la ciudadanía, ya que se modificó la circulación vehicular en el tramo del Boulevard Rocha Cordero altura de la intersección con Avenida Chapultepec, lo que puso en jaque a los conductores por algunos meses.

Testigos indican que el máximo de trabajadores que se observan en el lugar es de 10 personas que solo trabajan de lunes a viernes, por lo que la obra pareciera estar abandonada durante los fines de semana.

Por lo pronto, las lluvias que se han registrado en los últimos días han ocasionado que la molestia de la ciudadanía crezca ya que se genera mayor caos vial en la zona.

La construcción del Colector pluvial refleja que ni a la zona poniente el edil de la capital,  cumple con sus promesas y mucho menos les ha llevado obras de calidad.

Comentarios