julio 14, 2024

SÍGUENOS

Christian Nodal para dolidos, enamorados y tóxicos

calendario

28/05/2024

El cantante le echó limón a las heridas del desamor como parte de su Pal Cora Tour

Las penas con pan, son menos, dicen. Pero las del corazón, las del desamor, esas sólo se sobrellevan, no se curan, con alcohol y buenas canciones.

No importa si te dejaron, te engañaron o eres mal correspondido, la cuestión, como el título de la película con Pedro Infante, es que también de dolor se canta.

Y eso fue lo que hicieron Christian Nodal y las más de 17 mil personas que acudieron el jueves por la noche a la primera de dos citas en la Arena Monterrey como parte de su Pal’ Cora Tour.

Y justo ese día, muy temprano, Nodal anunció que se separaba de Cazzu, la madre de su hija de menos de un año: “Julieta y yo tomamos caminos separados. Nuestro amor y respeto mutuo permanecen fuertes”, posteó en redes sociales.

Y quizá una de las 44 canciones que compartió en el fondo llevaba una dedicación para la rapera argentina.

Aún así, dolido o no, tóxico o no, este joven de 25 años canta como sólo él sabe, con pasión, con coraje y con mucho sentimiento.

Y para muestra cada una de las gargantas que se le entregaron desde el inicio del show, a las 21:27 horas, y su término a las 0:10 del día siguiente.

Luego de Canción del mariachi, Nodal dio el primer golpe con Adiós amor, el éxito que lo llevó a la fama.

Y así siguieron No te contaron mal, Pa’ olvidarme de ella y
AYAYAY! “A ver quién se apiada de mí”, gritaba él y por ahí alguien contestó “Yooo”.

También hubo corrido tumbado  con La intención, que canta al lado de Peso Pluma.

No se necesita una gran escenografía, coreografías o un fastuoso espectáculo cuando tienes letras llegadoras que hacen que la gente se emocione, tome su sombrero y lo sacuda al aire en señal de reclamo, como cuando la herida duele aún más. Por eso Botella tras botella, La mitad Te fallé —con esas caricias falsas—, pegaron igual que Por el resto de tu vida Se me olvidó. Y así, una de las frases que se viralizó: “Si amas a alguien, no la dejes ir.”

Y ahí hizo una pausa, luego de caminar de un lado a otro moviendo su chamarra norteña con flequillos juguetones.

“Muchísimas gracias por acompañarnos. Espero que esta noche sea una que disfruten, la gocen, a todos que andan dolidos, enamorados… Los amo un chingo… los llevo siempre en mi corazón”, expresó el autor luego de darse una cantidad generosa de tequila, al que ama, y rematar con “yo siempre digo que no, pero ya pedo quién sabe”, para dar paso a ese tema.

Nodal mostró su versatilidad. Luego de cantar Dime cómo quieres —que canta con Ángela Aguilar—, llegó Devuélveme a mi chica, de Hombres G, y a la que la Arena se entregó. Y de ese rock vino su versión de Así fue (Juan Gabriel) y hasta prendió un cigarro para Brillas, de León Larregui, y Vete ya, del Gallo Elizalde.

Y no quedó ahí. Como la flor, la de Selena, y Un cumbión dolido también aparecieron. Cantó Las mañanitas y el tono vino más romántico con Eso y más (Joan Sebastian) y Disculpe usted.

La sinvergüenza, Si te falta alguien y para las tóxicas y los tóxicos se aventó Amor tóxico.

Este sonorense es desprendido con los objetos o de plano muy dadivoso; regaló al respetable, a los de las primeras filas, por lo menos cinco sombreros que se quitaba arrojándolos hacia ellos.

Y vino el segundo cigarro, con Quédate Me dejé llevar, que sólo fue la antesala para el grito de “¡arriba esa sangre mexicana”! y el escenario se iluminara con colores del lábaro patrio y dar pie a El rey. “Una piedra en el camino / me enseñó que mi destino / era tomar y tomaaar”, expresaba Chrisitian. “Tomaaar y tomaaar”, contestaba el público.

Y la fiesta siguió con Volver volver, Acá entre nos, Mujeres divinas Aquí abajo. Y así iban unas tras otras, como las heridas que llegan al corazón cuando se ama mal o es mal correspondido.

Pero para eso está Nace un borracho, Vivo en el 6, Probablemente y otro golpe al corazón:  No somos ni seremos, que lanzó luego de su ruptura con Belinda; y más dolor: De los besos que te di. Quince minutos antes de la media noche repitió Botella tras botella y hasta cantó un pedacito de Noreste caliente: “¡45°, un chingo de cervezas!”, gritaba y saltaba.

Se mostraba feliz y, cuando reía, se le marcaban esos hoyuelos en las mejillas que le dan todavía un toque infantil aún y con sus 25 años.

“Me gusta mucho cuando digo ‘Chriiistiaaan’ y ustedes contestan”: “Nodaaal”, le decía la gente, algo que se repitió varias veces en la velada.

En Aguardiente, ya en la recta final, le aventaron un brasier que puso sobre la cabeza de uno de sus músicos y remató con Por mujeres como tú, 2 Veces y de nueva cuenta Adiós amor, y así, como dice la rolita, se fue de nosotros, aunque no para siempre, por fortuna.

  • 44 canciones interpretó el sonorense, aunque repitió Adiós amor y Botella tras botella
  • 160 minutos de show ofreció Nodal, en el que regaló varios sombreros y una gorra

Puro sabor mexicano

En el marco de las presentaciones de Christian Nodal en la Arena Monterrey se lanzaron las nuevas bebidas con alcohol de Topo Chico, la marca creada hace 129 años: Cantarito y Paloma.

Una de las áreas destinadas para los invitados de estas latas de 355 ml estaba adornada con corazones, figuras de luchadores, papelitos brillantes y mucho color.

Y antes de iniciar el show de Nodal, Denisse Gaona, vicepresidenta de la División de Cocteles Listos para Beber de Coca-Cola Company, dio la bienvenida a los Top Chico Drinks Mexicanos.

“Con dos grandes bebidas: Paloma y Cantarito, que representan parte de nuestra cultura gastronómica en México. Hechas con agua mineral, un toque de sabor natural y tequila blanco.

“Esta nueva línea de bebidas de Topo Chico Drinks Mexicanos viene a complementar el portafolio de la categoría de bebidas con alcohol listas para beber”, expresó Gaona.

Información de Excélsior

Etiquetas

Artículos relacionados