Los rescatistas recuperaron el miércoles más cadáveres de entre escombros de un edificio de departamentos parcialmente derrumbado en la ciudad rusa de Magnitogorsk.

 

La cifra de víctimas mortales en el derrumbe de un edificio de departamentos en Rusia subió a 37 personas el jueves luego de que los equipos de rescate hallaron nuevos cuerpos entre los escombros.

Cuatro personas que vivían en la zona del edificio que se vino abajo en Magnitogorsk siguen desaparecidas, explicó un funcionario del Ministerio de Emergencias a la agencia estatal de noticias Tass.

Una parte del inmueble de nueve pisos se derrumbó tras la explosión que se produjo el lunes en este edificio en Magnitogorsk, una ciudad industrial de la región de Tcheliabinsk, a unos 1.700 kilómetros al este de Moscú, en la cordillera de los Urales. Las autoridades creen que la explosión se debió a una fuga de gas.

Los equipos de rescate, que trabajan bajo un frío glacial, con unas temperaturas de -27 ºC, rescataron el martes a un bebé de 11 meses entre los escombros, casi 36 horas después del derrumbe, seguía grave pero estable el miércoles en un hospital infantil de Moscú. Fue trasladado en un avión del Ministerio de Salud a la capital, a 1,400 kilómetros (870 millas) de la ciudad.

Autoridades del comité de investigación ruso, anunció que no habían encontrado rastros de explosivos, en el lugar.

 

(Con información de AFP)

Comentarios