Dentro del Articulo top

“Yo jamás me habría presentado al ‘Miss’ de Donald Trump”, afirma la valenciana, que busca una corona que España no logra desde 1974.

Alicia Faubel es una modelo valenciana, quién afirma haberse sentido “rechazada” durante su carrera por exceder el estricto 90-60-90. Por esta razón renegaba de los concursos de belleza.

Actualmente Miss Universe Organization LP está presidida ahora por una mujer, Paula Shugart, a través de la firma WME/IMG.

Lo dirigen mujeres, y las mujeres defienden los derechos de la mujer. El concepto de Miss Universo ha evolucionado muchísimo, ahora se busca en las candidatas una combinación de belleza exterior e interior. Esto es algo que tenemos que explicar mucho en España, donde todavía no ha llegado bien el concepto y se tiene una imagen superficial”, relata.

Yo llevo en la industria del modelaje desde los 17 años y, por primera vez, ahora se me juzga no solo por mi pasarela y por mi forma de hablar, sino también por lo que puedo aportar a la sociedad y lo que quiero ofrecer como embajadora de mi país.

La modelo afirma que se trata de un certamen feminista y pone como ejemplo los últimos cambios introducidos. El más sonado fue acabar con la retrógrada prohibición de que participaran mujeres casadas y/o madres, un llamativo veto que ha estado vigente durante siete décadas.

“Yo jamás me habría presentado al ‘Miss’ de Donald Trump”, insiste.

Pero Miss Universo, a su juicio, sí sirve ahora para “lanzar un mensaje a la sociedad de que el rol de la mujer es igual al del hombre“. “Ser Miss Universo significa convertirse en una embajadora, en una voz, en un ejemplo a través del mensaje“.

En Filipinas fue precisamente donde encontró por primera vez “una concepción distinta de la belleza”. “Tras haberme rechazado en otros lugares por mis caderas, en Filipinas les gustaban precisamente mis caderas”, recuerda.

Faubel se coronó como representante española en el Miss Universe Spain 2022, gala que se celebró en el complejo Los Olivos Beach Resort, en Costa Adeje, Tenerife. Modelo y aficionada al boxeo, está a punto de comenzar sus estudios de Auxiliar de Psicología.

El reto que asume es enorme: devolver a España una corona que el país no conquista desde 1974, cuando lo logró la malagueña Amparo Muñoz.

Con información de: El Español

Comentarios