A pesar de la condición en la que se encuentra, el ayuntamiento autorizó la instalación de más de 300 puestos ambulantes en Semana Santa.

Por Miguel Ángel Lucio

La Alameda Juan Sarabia luce con fuentes sin funcionar, agua acumulada y sucia, basura por donde quiera, paredes grafitiadas, olores fétidos, ropa de indigentes por todos lados, lámparas rotas o sin focos, un lugar que poco a poco agoniza ante la falta de atención de las autoridades.

A pesar de la condición en la que se encuentra, es ahí donde el ayuntamiento de la capital autorizó la instalación de más de 300 puestos ambulantes, quienes estarán del 14 al 21 de abril como parte del programa Zona de Convivencia, así lo indicó el secretario general del ayuntamiento, Sebastián Pérez García.

“Vamos a poder dar una oferta cultura, artística, de música, también convivencia de distintos platillos tradicionales potosinos, donde ustedes van a poder ser partícipes de este evento que le estamos llamando Zona de Convivencia”, señaló el funcionario.

Sin embargo, al hacer un recorrido pudimos observar que, en las fuentes instaladas hacia el lado norte de este espacio natural, están llenas de agua sucia, basura, tierra, además de que a la estructura le hacen falta unas piezas de cantera.

Mientras que, al sur, la acumulación de basura es más evidente, las fuentes están sin funcionar y los olores fétidos predominan, pues este punto es utilizado más como baño público.

Las lámparas inservibles, algunas lucen con focos rotos, otros ni siquiera los tienen, lo que refleja que por las noches la oscuridad se apodera de este parque, convirtiéndose en un lugar inseguro para transitar.

Y qué decir de las paredes y bancas de cantera que existen en lugar, estas lucen grafitiadas, además que durante nuestro recorrido no se pudo observar la presencia de elementos de seguridad para resguardarla.

Sin embargo, estos temas parecen ser que al ayuntamiento de la capital no le interesa resolver, pues a pocos días de arrancar con esta zona de “convivencia”, difícilmente podrán hacer las reparaciones.

Comentarios