“Las prisas” fue lo que llevó al ayuntamiento capitalino a asignar estos recursos sin realizar la licitación correspondiente; “lo permite la ley”, dicen.

Por Fernanda Padilla

Marco Antonio Uribe Ávila, director de Obras Públicas del Ayuntamiento capitalino, reconoció que de manera directa se entregaron casi 76 millones de pesos en obras públicas, ya que no había tiempo de realizar licitaciones. 

“No se realizaron, unas de las principales situaciones es por los tiempos, los tiempos en que llegue el recurso, o en el que se detecta el recurso que se estuvo ahí, después de haber vencido la administración en octubre se empezaron a ver las obras, cómo estaban, en qué proceso estaban, qué había pendientes de pago y qué recursos pudieron estar por ahí sobrando sobre el Ramo 33, (…) una licitación pública prácticamente te abarca 45 días lo cual nos abarcaría habernos salido del mes de diciembre entonces todas las obras que están ahorita de bachear que ya iniciaron y que están por iniciar son adjudicaciones directa como lo permite la ley”.

Explicó que la ley permite realizar adjudicaciones directas a obras menores de un millón 229 mil pesos entre 48 empresas que ellos mismos eligieron.

Al cuestionarle si el Ayuntamiento era capaz de solventar obras con sus propios recursos indicó que dependía de la obra, lo anterior al revisar que la mayoría de los proyectos que se tienen sobre la mesa se encuentran en colaboración con Gobierno del Estado, a lo que reviró que también es responsabilidad del Ejecutivo.

Los dos son participes, el Gobierno del Estado también tiene responsabilidad sobre la capital”.

Comentarios