Aseguran que ayudó al fundador del Cártel de Santa Rosa de Lima esconderse en un fraccionamiento de la capital, antes de ser detenido por el Ejercito Mexicano.


Lo acusan de tener nexos con Noe Israel N. desde que era director de Seguridad Pública en el municipio de León, Guanajuato

Tras la detención de Noé Israel N., mejor conocido como “El Puma”, uno de los fundadores del Cártel de Santa Rosa de Lima, en la capital potosina el pasado 24 de junio, diversas fuentes señalan que Edgar Jiménez Arcadia, director de Seguridad Pública Municipal de la capital, fue quien le ayudó a esconderse, luego de huir de Guanajuato.

Acusan al mando policiaco del Ayuntamiento de tener nexos con el huachicolero y el líder del cártel José Antonio Yépez Ortiz, alias “El marro”, desde que era director de la Policía de León, Guanajuato.

Las fuentes consultadas afirman que Jiménez Arcadia ordenó rentar varias casas en distintos fraccionamientos de la capital potosina y el municipio vecino de Soledad para albergar al criminal, asó como a varios de sus cómplices; esto desde noviembre de 2019.

Aseguran que, desde su paso por el municipio guanajuatense, Jiménez Arcadia permitía el robo de hidrocarburos, su transporte y venta, así como extorsión a la ciudadanía, y desde que llegó a San Luis Potosí se mantuvo en contacto con los delincuentes.

En noviembre de 2016, Edgar Jiménez Arcadia fue despedido del Gobierno Municipal de León, Guanajuato, principalmente por incompetente; sin embargo, hay quienes señalan que fue por recomendación de la entonces Procuraduría General de la República pues sabían de sus nexos con la organización criminal.

Desde su llegada a la ciudad de San Luis Potosí, los delitos han ido en aumento considerablemente. Las ejecuciones, robos, asaltos y demás crímenes que Jiménez Arcadia debería prevenir van a la alza.

Con información de Código San Luis.

Comentarios