Informó que el titular de la DGSPM fue obligado por el secretario general y por el edil capitalino a realizar el operativo con el uso de fuerza pública, de lo contrario sería despedido.

Por Fernanda Padilla

María Teresa Carrizales Hernández, oficial 11 del Registro Civil que fue despojada de su cargo con el uso excesivo de la fuerza pública, al ser arrastrada dentro de dichas instalaciones, aseguró que no le tienen miedo al alcalde de la capital, Xavier Nava Palacios, ni al secretario General del Ayuntamiento, Sebastián Pérez García, por lo que ya interpuso una denuncia penal en su contra, así como contra otros funcionarios públicos involucrados.

“No pido destitución, pido juicio político al presidente municipal, y destitución del secretario general inmediatamente, que se haga la suspensión en lo que está el procedimiento, porque no pueden estar ellos ahí con el procedimiento abierto, (…) no voy a parar hasta que se le haga el juicio político, caiga, quien caiga, resulte, lo que resulte en el Congreso, no tengo miedo, no tengo miedo. Ya basta, me quisieron amenazar, me quisieron amedrentar, (…) no tengo miedo Xavier aquí estoy y ojalá hubiera sido tú, Sebastián no te tengo miedo, mandaste a tus mujeres de ahí de la secretaría hacer todo esto. (…) De mi cuenta corre que te voy a destituir y de mi cuenta corre que te voy a deshabilitar Xavier y de mi cuenta corre que no vas a poder ser candidato a la gubernatura de San Luis Potosí en 2021”.

Carrizales Hernández indicó que en el lugar se presentó la coordinadora de Derechos Humanos del Municipio, Olga Palacios, pero enfatizó que en ningún momento se identificó, así como Alejandra Villarreal Loo, coordinadora de las oficialías, quien se jacta de ser hermana del diputado panista Ricardo Villarreal Loo y por eso “puede hacer y deshacer”, entre otras funcionarias públicas que permitieron la agresión.

“Ella estaba diciéndome que dejara de hacer eso, parecía que era la de Derechos Humanos, pero del señor presidente municipal. (…) Al decirle esto a la licenciada de la Comisión Municipal de Derechos Humanos, me dijo que entonces que yo lo hubiera pensado dos veces antes de no hacerles caso, que lo que tuviera que arreglar lo hiciera por la vía legal, y que me tenía que atener a las consecuencias”.

Agregó que le robaron de su oficina su laptop, 20 mil pesos en efectivo y otros accesorios personales por lo que el viernes pasado acudió a interponer la denuncia correspondiente, además agregó que el titular de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM) en la capital, Oscar Jiménez Arcadia, se disculpó y dijo que fue obligado.

“El personal de la Policía Municipal me manifestó que me pedía una disculpa, que no era su intención, que eso era órdenes directas del presidente municipal y del secretario, junto con la directora del Registro Civil, que ellos solamente cumplían órdenes, inclusive el comisario cuando supo que era una Oficialía del Registro Civil, con todos esos elementos, con esas patrullas, y con la orden de detenerme con toda la violencia posible, con todo el uso de la fuerza, se manifestó y dijo que no, pero que le dijeron que era el trabajo, o era hacer eso”.

Comentarios