Dentro del Articulo top

Aunque para muchos todo se trató de una broma, para otros la etiqueta de este producto es considerado como una prueba de que las autoridades están “inventando” que el virus es nuevo

Para demostrar que el coronavirus de Wuhan no es nuevo y que no vale la pena “tanto escándalo”, usuarios de redes sociales compartieron fotos y videos de productos de limpieza que dicen ser efectivos contra el “coronavirus humano”. Pero lo cierto es que Covid-19 se descubrió a finales de 2019 y los limpiadores no han probado su efectividad contra este virus.

Algunas de esas publicaciones en Facebook se refieren al Pinol, un limpiador popular en México. Aunque para muchos todo se trató de una broma, para otros la etiqueta de este producto es considerado como una prueba de que las autoridades están “inventando” que el virus es nuevo. Incluso hay quien se refiere a él como una “cura” para la enfermedad.

Pinol no ha sido probado con el nuevo coronavirus

La empresa Pinol, comentó a Animal Político que cuentan “con estudios que demuestran la eficacia de ‘Pinol El Original’ para eliminar Coronavirus humano de las superficies. Estos fueron realizados por laboratorios especializados en pruebas EPA y FDA en Minnesota, Estados Unidos. Sin embargo, ‘Pinol El Original’ no está comprobado con el nuevo Coronavirus (2019-nCoV)”, ahora llamado Covid-19.

¿Porqué hay productos que combaten los coronavirus humanos?

De acuerdo con el especialista de la UNAM “los coronavirus son la segunda causa de catarro común en el mundo, entonces obviamente lo que esos productos hacen es desinfectar, quitar a los virus y algunas bacterias de la superficie”.

Rodríguez Álvarez señala que no todos los desinfectantes se pueden poner en el cuerpo y mucho menos se pueden ingerir: “esa es responsabilidad del usuario, si esos productos se usan de manera incorrecta pueden irritar la piel o lastimar la boca, el estomago, el esófago”.

Así que aunque aseguren que la etiqueta del Pinol o cualquier otro desinfectante es una prueba de que el Covid-19 ya existía, en realidad eso no es cierto. Existen pruebas sobre su descubrimiento a finales de 2019 y hasta el momento, ya ha causado más de mil muertes.

Comentarios