Dentro del Articulo top

Actúa municipio incongruentemente cuando permitió la instalación de puestos en Manuel J. Othón

Por Miguel Ángel Lucio

Con el uso de más de 20 trabajadores municipales, entre inspectores de Comercio, personal de la Unidad de Gestión del Centro Histórico (UGCH) y Policía Municipal, fueron desalojados un grupo de comerciantes ambulantes que instalaron su puesto sobre la calle peatonal de Manuel José Othón, acción que los propios informales calificaron de incongruente cuando la autoridad municipal autorizó la instalación de 50 puestos en diversas calles del primer cuadro de la ciudad, con motivo del Día del Amor y la Amistad.

Al respecto, la comerciante Alma Rosa Muñoz Cervantes, calificó de revanchismo el actuar de la titular de la UGCH, Rocío Zavala, al ser las mismas personas quienes han sido víctimas de las agresiones por parte de la funcionaria municipal en diversas ocasiones, además de resultar incongruente el hecho de permitir que otros puestos ambulantes sí se instalen.

“Le pedimos, fuimos hablar y dialogar, pero con ella no se puede dialogar, siempre es imposición por parte de ella, manda más que el alcalde, yo no entiendo esta estrategia, si supuestamente trae un proyecto, aquí hay muchas cosas que ordenar, allá en el Carmen hay una coladera que no han podido desazolvar, la desazolvamos nosotros y no es posible, yo siento que ya es revanchismo por parte de ella”.

Mientras tanto, Adela López Navarro, también comerciante afectada, refirió que, sin motivo alguno y sin un diálogo previo, personal del ayuntamiento llegó y de manera violenta trató de llevar a cabo un desalojo, pero al notar la presencia de los medios, los ánimos se tranquilizaron.

Nos rompieron nuestro producto, nuestra fuente (…) que nos pague, que nos paguen porque en ningún momento les hemos robado nosotros nada a municipio, a gobierno, a nadie le hemos robado, es nuestro patrimonio y queremos que nos paguen los daños (…) no vio cómo nos aventaron y nos estrujaron, llegaron y nos rompieron hasta el hule”.

Por su parte, Elizabeth López Navarro, comentó que año con año pagan derecho de piso para poder vender sus productos en cada temporada, para esta ocasión, dijo que se pagó la cantidad de 467 pesos, cuando con anterioridad pagaban 45 pesos.

“O sea nos ha estado aumentando y estamos de acuerdo, estamos de acuerdo en pagar, siempre hemos pagado derecho de piso para que no empiecen con que nosotros nada más nos ponemos”.

Y a pesar de la acción violenta de los funcionarios en el desalojo, el subdirector de la UGCH, Gonzalo Bárcenas, negó que se haya hecho uso de la fuerza pública, al referir que se sostuvo un diálogo con los comerciantes.

Tanto nuestros inspectores como de Comercio y de la Unidad de Gestión, únicamente intervinieron para poder generar el diálogo y en un primer momento no se querían retirar y en un segundo momento el diálogo se generó”.

Pero, las imágenes que fueron captadas, dicen lo contrario, pues el personal municipal llegó y de manera violenta comenzó a jalonear tubos, lonas y producto que tenían exhibido los comerciantes.

“Esta salvaguardado el derecho de todos y todas aquí, nosotros no nos permitiríamos ninguna acción en esa naturaleza, nosotros creemos en el respeto, en el derecho.”

Al final, los comerciantes fueron reubicados sobre la calle peatonal de Zaragoza y ahí permanecerán durante los próximos días, por motivo de las fiestas del Día del Amor y la Amistad.

Comentarios