Dentro del Articulo top

“No toman en cuenta la ley, ellos quieren hacer bajo su capricho, tomar las decisiones”.

Por Fernanda Padilla

Narciso Mendoza López, integrante de las Comunidades Indígenas Mixteca Baja, Mazahua y Triqui denunciaron que el Ayuntamiento de la capital, encabezado por Xavier Nava Palacios insiste en discriminarlos.

“Ellos quieren el final de cuentas imponer, como Hernán Cortés en las épocas antepasada, que llegó, incluso a base de sangre y de muerte, llego este señor, así tienen ellos el pensamiento de querer imponer sus ideas, de que ellos van muy bien, que de ellos no hay nada malo, y el final de cuentas creen que tienen toda la razón, no toman en cuenta la cosmovisión indígena, no toman en cuenta el registro de comunidades indígenas, no toman en cuenta la ley, ellos quieren hacer bajo su capricho, tomar las decisiones”.

Explicaron que un hombre identificado como Zenón se autoproclamó ya titular de la unidad, a pesar de no vivir, ni conocer las necesidades reales de la comunidad, y mucho menos haber sido electo.

“Él dice que ya solo espera que lo ratifique el presidente el día 7 de diciembre, entonces, el presidente sigue discriminando a la comunidad, (…) viven individualmente y no tienen las mismas necesidades como nosotros, que no tenemos agua, que no tenemos luz, que no tenemos drenaje, porque vivimos colectivamente en una comunidad”.

Mendoza López enfatizó que ya eligieron al titular de la unidad por dedazo de Nava Palacios, lo que se refleja en una violación más para los indígenas ante las series de simulaciones del edil.

Por su parte Guillermo Luevano Bustamante, especialista en el tema sentenció que el proceso de conformación de la Unidad de Asuntos Indígenas ha sido bastante irregular, ya que no se incorporó a ninguna persona indígena, no tiene perspectiva intercultural, y la Ley de Consulta Indígena del Estado, prevé que las comunidades tienen que estar participando durante todo el proceso, no solo atender a una invitación.

“El Ayuntamiento está haciendo de forma unilateral estas determinaciones, y ya hay, como recordarán, una sentencia de un Juez de Distrito, que ordena, y da la razón a las comunidades, hay una Recomendación de la Comisión de Derechos Humanos, y la reunión se deriva de una resolución de un Tribunal Electoral, que requirió esta conciliación al Ayuntamiento para dar cauce a estas controversias, no se percibe alguna voluntad de enmendar este procedimiento”.

Luevano Bustamante explicó que el Ayuntamiento tendría que revocar esta invitación, invitar a las comunidades, conformar un Consejo Intercultural con ellas y con ellos, preparar de forma bilateral las sedes, fechas, términos de la convocatoria para las posibles opciones, y ya entonces emitir una convocatoria, como lo establece la ley, no una simple invitación.

Aclaró que la Ley toma en cuenta la correspondencia de una comunidad, no solo una auto adscripción, es decir, que además de señalar que son de cierta comunidad, deben vivir culturalmente como persona indígena.

“Tarde o temprano, en el incumplimiento de la sentencia de amparo, que ya ordenó un Juez de Distrito, y que ya se había iniciado el proceso de notificación de sentencia de un Tribunal colegiado, y que la sanciones pueden derivar en multas, en la destitución incluso del cargo, y en la inhabilitación para ocupar de las autoridades que se consideren responsables en el Ayuntamiento”.

El experto mencionó que la responsabilidad podría recaer en el Cabildo, la presidencia, la secretaria general, o el que ordene el juez de Distrito.

Comentarios