La polémica recién creada Unidad de Evaluación y Control del Congreso tendrá papel protagónico en revisión del informe de Cuentas Públicas 2018.

Por Azdruval Vélez

La diputada local, Marité Hernández Correa, integrante de la Comisión de Vigilancia en el Congreso del Estado, mencionó que tras el informe que presentó la semana pasada la Auditoría Superior del Estado (ASE) de las Cuentas Públicas 2018, será la recién creada Unidad de Evaluación y Control (UEC) la encargada de realizar la revisión a detalle de este informe.

La legisladora, indicó que los integrantes de la Comisión de Vigilancia ya cuentan con el informe para su respectivo análisis y para ver que aportaciones pueden realizar sobre el mismo, sin embargo, la UEC tendrá la tarea de escudriñar este documento para poder vigilar y determinar lo que está correcto y lo que no, lo que representará una prueba de fuego para este recién creado y polémico organismo.

“La fiscalización tiene que estar muy bien enfocada, tiene que estar transparente, es uno de los papeles fundamentales de la Unidad (UEC) que me parece que tiene que cumplir y pasar esta prueba de fuego una vez que ya está conformada, y ver cuáles van a ser los resultados”.

Hernández Correa, lamentó que tras la presentación del informe de las Cuentas Públicas 2018, una vez más sean los municipios los que acumulan gran parte de las observaciones al contar con un subtotal de 905 millones 243 mil pesos; lo cual habla de una falta de coordinación con la ASE que es la obligada a preparar a los municipios para presentar sus respectivas cuentas, o en su caso, de la corrupción que persiste en los Ayuntamientos.

“En torno a los municipios sí falta más coadyuvar con la Auditoría Superior del Estado en términos de capacitaciones, en términos de talleres, de ver como se tienen que presentar (Cuentas Públicas), en qué términos, y es un referente también de que los municipios deben tener más transparencia”.

Con relación a los señalamientos emitidos por una organización civil la cual manifestó su preocupación de que la UEC se convierta en la puerta de entrada para una nueva “ecuación corrupta”, la diputada Marité Hernández, mencionó que habrá que darle un voto de confianza a este organismo recién creado en el Congreso.

“Qué bueno que los ciudadanos estén atentos y se estén organizando para pedir cuentas a los funcionarios públicos (…) todos como funcionarios públicos estamos sujetos al escrutinio público, pero no me parece que la Unidad (UEC) sea para eso”.

Comentarios