Causaron enojo entre asistentes al interrumpir un evento de coronación de reina gay.

Inspectores del Municipio de la Capital irrumpieron este sábado en las discotecas Greko VIP y Greko Latinos, y ante el enojo de los asistentes procedieron al desalojo a pesar de estar dentro de horario permitido; en uno de los establecimientos no permitieron la culminación de un evento que se estaba desarrollando.

Ante esto, representantes de la comunidad LGBTT+ denuncian persecución en su centro de esparcimiento y exigen la destitución de la titular de la Unidad de Gestión del Centro Histórico, Rocío Zavala García, a quien responsabilizan de un constante hostigamiento en sus centros de diversión.

Mediante videos que circulan en redes sociales de los momentos en que los inspectores -al mando de Claudia Díaz- irrumpen en las discotecas, los asistentes expresaron su molestia al considerar que las autoridades municipales no respetan sus actividades de esparcimiento, aun y cuando éstas se desarrollaban dentro de horarios permitido por la Ley.

En el caso del Greko Latinos, a la llegada de los inspectores se estaba llevando a cabo la coronación de la reina gay edición 2019 y no permitieron la culminación del evento, lo que provocó el enojo de los asistentes, quienes cuestionaron la falta de criterio de las autoridades.

Miembros de la comunidad gay potosina exigieron la renuncia de Rocío Zavala García, titular de la Unidad de Gestión del Centro Histórico, y denunciaron que desde su llegada ha habido una marcada persecución y hostigamiento en los lugares que ellos consideran sus centros de esparcimiento.

Algunos adelantaron que presentarán una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos contra las autoridades del Ayuntamiento Capitalino, por el hostigamiento de que dicen ser objeto. Piden al alcalde Xavier Nava que se respeten sus derechos que tienen como comunidad.

Ante los desalojos se registraron algunos conatos de bronca por parte de los molestos asistentes, que fueron sacados por bajo una intensa lluvia y consideraron que se puso en riesgos su integridad física.

Trascendió que sólo hubo desalojo de clientes, puesto que dentro de la revisión nos se encontraron elementos para la clausura de los establecimientos.

Algunos travestis denunciaron que inspectores les exigieron mostrar sus credenciales del INE para comprobar su mayoría de edad y hasta pretendía que se quitaran las pelucas u otros atuendos para ver si era la persona de la foto.

Cabe señalar que las discotecas Greko llevan funcionando más de dos décadas en la capital potosina y se caracterizan por ser espacios que promueven la tolerancia y la no discriminación entre la comunidad LGTB+.

Comentarios