Dentro del Articulo top

Si no sabes cómo ayudarlos, te traemos algunas ideas con las que podrás aportar algo, ya sea en forma de tiempo o dinero.

AGUA Y COMIDA:

Si tienes unos platos extra, coloca uno con agua afuera de tu casa o cerca de donde hayas visto al perrito. Coloca un letrero que diga “agua y alimento para perros callejeros” para que no se los lleven. Si no tienes un plato, puedes usar envases de yogurt, jícaras o envases grandes de plástico bien limpios.

ABRIGO:

Un excelente regalo es hacer o comprar un suéter, puede ser aborregado para que no sufra tanto frío. También puedes adaptar algunas playeras o sudaderas viejas o que ya no utilicen en casa. Sólo fíjate que el perro no sea agresivo para que no te vaya a morder, o tal vez dáselo a alguien a quien el perro le tenga más confianza. Lo agradecerá.

ASISTENCIA MÉDICA:

Si ves que un perro o gato necesita ayuda médica, puedes llevarlo con mucho cuidado. Cerciórate de que no es agresivo o tiene alguna enfermedad que te pueda contagiar. Puedes envolverlo con una cobija gruesa por si se siente amenazado. Otra opción es que el veterinario vaya al sitio en donde se encuentra. Recuerda que existen asociaciones, fundaciones o instituciones que pueden brindar este tipo de servicios gratuitamente. Investiga si hay alguno en tu localidad.

COBIJA:

Es un buen uso que puedes darle a esas cobijas arrumbadas que tienes sin usar desde hace tiempo. Colócalas cerca de donde se duermen. También puedes poner abajo un cartón para que le dé más calor.

ADOPTA:

Si tienes las ganas y las posibilidades, adopta. Es una experiencia muy enriquecedora para ambas partes. Recuerda que es un compromiso con el que recibirás de vuelta toneladas de amor.

Comentarios