Dentro del Articulo top

La reestructuración de la deuda pública hasta por 3 sexenios, servirá de pretexto a los próximos gobernadores para no construir nuevos hospitales, carreteras, escuelas y caminos en los 58 municipios, por lo que el Congreso del Estado no debe permitir la reestructuración o refinanciamiento de más de 3 mil 600 millones de pesos que pretende el Ejecutivo.

Así lo expresó la senadora del Partido Verde Ecologista de México, Leonor Noyola Cervantes,  quien además de advertir que con un “refinanciamiento” en realidad el Gobierno podría tener acceso a un nuevo crédito, lamentó que, bajo el pretexto de los efectos del Covid-19, el Ejecutivo de San Luis Potosí pretenda reestructurar la deuda que tiene a los bancos a 18 años, para dejar de pagar lo que le corresponde de los más de 3 mil 600 millones de pesos de capital e intereses.

Dijo que es de extrañarse que el secretario de Finanzas del Estado, Daniel Pedroza Gaitán presente una iniciativa para autorizar al gobierno del Estado prolongar la deuda pública hasta 3 sexenios y poner en su cartera más de 3 mil 600 millones de pesos a una administración a la que sólo le resta un año. “Es mucho dinero para un gobierno al que sólo le falta un año, se está sobre protegiendo, en mi opinión”.

Lanzó un llamado al congreso del Estado a ser prudente con su decisión, y a los 58 alcaldes de San Luis Potosí para que analicen esta iniciativa y se pronuncien al respecto, pues no hay ninguna garantía de que, en caso de que autorizar la reestructuración, esos 3 mil 600 millones de pesos se inviertan de manera equitativa entre las necesidades de las cuatro regiones del Estado.

Finalmente, la senadora expresó que, de aprobarse, esta reestructuración impedirá la correcta inversión de participaciones federales en seguridad, educación y programas sociales, pues el banco le pedirá como garantía al gobierno estatal precisamente estos recursos que le brinda el gobierno federal cada año.

“Cada año y hasta el 2038, los gobernadores en turno le dirán a nuestros hijos y nietos que no hay dinero para contratar más policías, que no hay dinero para construir más escuelas y hospitales por tener que pagar los intereses de una deuda pública reestructurada y de los 3 mil 600 millones de pesos no sabremos nada”, explicó.

Comentarios